Home > Estrenos > Entrevistas > Lanzamiento sexta temporada de Pérdidos: entrevista a Evangeline Lilly

Lanzamiento sexta temporada de Pérdidos: entrevista a Evangeline Lilly

Como ya sabéis,con motivo del reciente lanzamiento en DVD y Blu-Ray de la sexta temporada de “Perdidos(LOST)”, el 22 de Septiembre(la Serie completa se lanzó en nuestros País el 03 de Noviembre), desde Noche de Cine continuamos con la entrevista a Evangeline Lilly (Kate en la Serie).
Sin más dilación,os dejamos con los pensamientos de Evangeline sobre su personaje en esta mítica Serie creada por J.J.Abrams:

¿Te gusta el personaje de Kate?

Es una pregunta complicada porque interpretar un papel es como tener un hermano gemelo. Te guste o no forma parte de ti y le coges cariño. A veces no lograba comprender a Kate. No alcanzaba a entender sus decisiones. No acababa de entender por qué hacía ciertas cosas y me resultaba difícil que mi trabajo fuera creíble. Pero otras veces Kate era alucinante y entonces sí que me gustaba.

¿Qué otras cosas te gustan o te desagradan de Kate?

Kate es increíblemente cabezota. Ser cabezota parece gracioso, pero no tiene ninguna gracia. Yo soy muy cabezota y no es ninguna virtud. La gente se cansa de ti si eres demasiado cabezota. Pero Kate tiene un corazón enorme. Kate es incapaz de dar la espalda a alguien que está herido o que sufre. Y aunque sea un desconocido, siempre intenta ayudar. Por eso tuvo problemas al principio porque no podía darle la espalda a su madre. Tiene un corazón de oro y se sentía obligada a ayudar a su madre. No lo hizo por venganza. No creo que Kate sea una persona rencorosa. Creo que es bastante inmadura porque siempre está ayudando a los demás. Pero por otra parte, es muy bonito ser así.

¿Te pareces mucho a Kate?

Me gusta subirme a los árboles, igual que Kate. Hay muchas situaciones en las que no me comportaría como Kate, pero en el fondo somos bastante parecidas. No creo que puedas desprenderte completamente de tu personalidad cuando interpretas un personaje.

¿Qué has aprendido de Kate después de interpretarla durante seis años?

Es una buena pregunta. Kate siempre ha estado dentro de mí y hemos aprendido y crecido juntas. Creo que hemos llegado a fundirnos con estos personajes y ellos también se parecen a nosotros. He aprendido tanto siendo Kate como siendo yo misma. Hay un proverbio chino muy bonito que dice: ´Para ganar, aprende a ceder´. Creo que es algo que Kate aprende a lo largo de los años. Al final de los seis años tiene una madurez y una belleza interior que no tenía al principio. Y lo mismo me ha ocurrido a mí.

Hay muchos personajes que mueren asesinados durante las seis temporadas de la serie. ¿Tenías miedo de que Kate muriese joven?

Puede que suene pretencioso, pero la verdad es que no. Nunca pensé que mi personaje fuera a morir. Cuando recreaba en mi mente el último capítulo de la Sexta Temporada, Kate siempre estaba en él. No tenía ni idea de lo que iba a pasarme, pero siempre creí que viviría hasta el final

¿Con quién pensabas que acabaría Kate al final de la Sexta Temporada? ¿Con Jack o con Sawyer?

A Kate le interesaba Aaron, así que tanto Jack como Sawyer pasaron a un segundo plano. Se lo agradecí mucho a los guionistas porque eso dio más peso a mi personaje. En la Tercera Temporada, Kate saltaba de Jack a Sawyer y ese comportamiento estaba minando la dignidad del personaje. Si yo no hubiera sido la actriz, no me hubiera gustado ese personaje. No hubiera tenido fe en ella. Hubiera querido darle una buena colleja y decirle que se aclarase de una vez por todas. Por eso me gustó tanto que los guionistas le dieran algo más importante que hacer y la convirtieran en madre. Las historias amorosas son una parte muy importante de nuestras vidas. Son muy interesantes y también muy atractivas, pero cuando acaparan toda tu vida, lo distorsionan todo. Fue genial que Kate se interesase por otras cosas aparte de sus historias con Sawyer o con Jack.

Has dicho en otras ocasiones que lanzabas por los aires los guiones de Perdidos e incluso que escupías sobre ellos… ¿Por qué?

Una de las cosas más difíciles de Perdidos era seguir el hilo de los 15 personajes. A veces la historia de tu personaje era lo más importante de un episodio y de repente pasabas a un segundo plano y la gente se olvidaba de lo que te había pasado. En un episodio Kate vivía una de las mayores tragedias de su vida y en el siguiente, la veías bañarse en el mar tan tranquila, como si no hubiese pasado nada. Estaba superfeliz y lo único que le importaba era ligar con Jack. Y yo no entendía nada. Me enfadaba muchísimo y lanzaba el guión por los aires.

¿Era muy difícil trabajar con el resto del grupo cuando te pasaba eso?

Yo reaccionaba así porque soy una actriz muy ambiciosa y quería acaparar el protagonismo. Pero sabía que los guionistas no podían hacer que todos los actores fueran siempre protagonistas. Sólo había espacio para contar cierto número de historias en cada episodio y era imposible ser protagonista en todos. Así que tienes que encontrar la forma de acoplar lo que ocurre en el corazón y la mente del personaje a lo que está escrito en el guión. Es un gran reto para un actor y es una herramienta que un intérprete debe aprender a dominar lo antes posible. No importa lo que esté escrito en el guión, tienes que encontrar la forma de que funcione. No puedes coger el teléfono y decir: ´No me gusta lo que habéis escrito´. No te puedes quejar. Los guionistas no te llaman para decirte: ´No nos ha gustado tu interpretación´. No es justo. Tienes que respetar su trabajo.

¿Hubo química entre el reparto y el equipo técnico?

Desde luego. Hubo muchísima química porque todos vivíamos juntos en Hawai. Estábamos aislados en la isla de Oahu y dependíamos los unos de los otros. No nos quedaba más remedio que llevarnos bien. Si hubiéramos rodado la serie en Los Ángeles, hubiera sido totalmente diferente. Hubiéramos sido muchos más actores y más equipos técnicos. En nuestra serie, tuvimos la suerte de trabajar con el mismo equipo desde el episodio piloto. Estuvimos juntos hasta el final.

¿Hubo otros factores que propiciaron esa química?

En la cultura hawaiana hay un gran sentido de la comunidad y el plató adoptó esa forma de ver la vida. Nos sentíamos como una verdadera familia. Nos cuidábamos los unos a los otros. Nuestros directores nos dejaban aportar nuestras ideas a la serie. Y eso es algo que no ocurre nunca. Desde luego no ocurre en Hollywood. No se ve al maquinista de una grúa opinando sobre cómo se debe tomar un plano. El ritmo de la serie era tremendamente intenso y la rodamos en un periodo de tiempo muy corto. Creía que 42 minutos de una serie de televisión era lo mismo que 42 minutos de una película. Pero las películas suelen rodarse en dos o tres meses, y nosotros rodábamos un episodio en 12 días, así que todos dependíamos de los demás. Nos necesitábamos los unos a los otros. Si alguien no se responsabilizaba de su trabajo, las cosas no podían salir bien. No hubiéramos podido rodar ni llevar a cabo nuestro plan de trabajo. Pero lo conseguimos. Todo salía bien porque todo el mundo se implicaba a fondo.

¿Cuál es tu próximo proyecto?

Voy a tomarme un tiempo libre para escribir.

¿Vas a dejar de actuar?

Nunca se sabe lo que puede ocurrir, pero me gustaría hacer algo diferente. Me han ofrecido muchos papeles pero casi ninguno me ha parecido realmente interesante. Eso no quiere decir que no sean buenos guiones. Lo que pasa es que no son de mi estilo. Yo tengo un gusto muy estrafalario.

¿Qué tipo de películas se adaptan a ese gusto tuyo tan estrafalario?

¿Has visto La fuente de la vida ( The Fountain )? Fue una película bastante polémica, pero a mí me encantó. Para mí fue la mejor película del año y deberían haberle dado un Oscar. También me gustan películas como Amélie y Chocolat con Johnny Depp y Juliette Binoche. Me gustan las historias mágicas, que tengan duende y que ofrezcan esperanza. Me gustan las historias que te enseñan algo. Me gusta que las películas sean sencillas y artísticas, pero en este momento lo que arrasa en Hollywood son las cintas de acción y a mí me parecen muy aburridas. No son nada educativas y anulan el intelecto. Yo siempre busco películas inteligentes que te obliguen a pensar.

¿Crees que va a ser difícil encontrar algo con la calidad de Perdidos?

Sí, el listón está muy alto. De hecho, todos los que visitaban nuestro plató me decían lo fantástica que era la serie. Cuando me quejaba, la gente me decía: “Ya verás lo que es el universo de Hollywood. No tiene nada que ver con esto. Tienes muchísima suerte de trabajar en la serie”. Creo que en Hawai nos mimaron demasiado.

¿Qué vas a echar de menos de la serie?

Echaré de menos al reparto y al equipo y también echaré de menos Hawai.

¿Vas a echar de menos viajar por todo el mundo promocionando la serie?

Ha sido genial visitar sitios nuevos para promocionar Perdidos porque es maravilloso que tu trabajo guste a la gente. Pero a veces me sentía frustrada. Cuando visitaba otros países, quería saber cosas de su cultura. Quería ver cómo vivía la gente, pero era imposible porque todo el mundo te observaba constantemente. Así que a veces lo pasaba mal en los viajes. Me gustaría volver atrás y estoy triste porque todo se ha acabado. Todavía no me he hecho a la idea. La serie Perdidos representa seis maravillosos años de mi vida que me han convertido en la persona que soy en la actualidad. Voy a echar muchísimo de menos la serie.

Y hasta aquí la Entrevista con Evangeline Lilly.Esperamos,fans de Perdidos y amigos de Noche de Cine, que os haya gustado.Seguiremos intentando descubrir todos los grandes misterios que esconde la Isla,la iniciativa Dharma ,Ben Linus y ese largo,larguísimo, etcétera.


Comentarios

Deja un comentario