Home > Actualidad > Reportajes > Crónica de un rodaje frustrado

Crónica de un rodaje frustrado

A SERRANO´S APOCALYPSE!

«Todo lo que necesito para hacer una comedia es un parque, un policia y una chica guapa» Charles Chaplin. Yo además añadiría «Tiempo» (Y si lo quieres hacer con calidad, algo de «dinero«).

Noviembre de 2007. Después de comenzar el curso académico en la Universidad de Valladolid con mayor o peor fortuna, los alumnos tienen que matar el tiempo libre como sea. Algunos escogen las fiestas de las facultades, otros salir de juerga por ahi. Otros, entre los que me incluyo, se dedican a ver películas que salgan durante esa floja época de estrenos (digo floja por que ahora solo me viene a la cabeza MICHAEL CLAYTON).

Pero era hora de ponerse en marcha. Ya bastaba de tanto devorar cintas y cintas de algunos directores buenos y otros malos. Era el momento de aportar mi granito de arena a este arte. Me pongo delante del ordenador. Enchufo el Microsoft Word y… nada. Que no se me ocurre nada.

Debía observar las posibilidades que tenía. Quería hacer un corto de cine, pero sin un solo duro es complicado dirigir algo potable. Así que decidí que, ante la falta de medios, el guión debía ser la parte importante de mi corto.

El problema es que tampoco se me ocurría nada. Y mira que había visto películas y películas y nada. Ni una idea. Había que inspirarse un poco. Doy una vuelta por mi filmoteca y de repente me viene a la cabeza un título: LA SECRETARIA DEL DIABLO (no en vano, acababa de pasar por la habitación de mi hermana).

Comienzo a escribir. Las palabras fluyen por Word a una velocidad pasmosa. Nuevas ideas me van surgiendo y el último vistazo al guión parece convencerme. Primer paso hecho.

Ahora me faltaban los actores.

Fantaseaba con enviar un e-mail a María Valverde para que lo protagonizase pero creo que no lo hubiese hecho sin cobrar ni un mísero euro. ¿Alguien que quisiese trabajar por tan poco sueldo? Mis colegas. Infalibles. Me bastaría con invitarles a una ronda de cañas y panchitos.

Tras el difícil proceso de casting y selección de papeles todo parece indicado para que comience a rodarse el corto. Hay cámara, hay director, hay guión y actores. Por haber, había hasta claqueta.
¿Que truncó el rodaje?

El día 21 de Diciembre acampó rápidamente a sus anchas. Mis actores debían marchar a sus casas para pasar la navidad y servidor visitar a sus familiares cercanos. Decidí que, ante semejante plantel, posponer durante un tiempo el rodaje.

NavidadAño NuevoReyes… y vuelta a la Universidad. El problema es que los examenes se nos echaban encima. Debíamos estudiar como nunca habíamos estudiado durante al menos dos meses de nuestras vidas si queríamos que nuestros papis no se mosquearan con nosotros. Tras salir más o menos airosos y recibir algunas buenas noticias y otras malas, pasamos la época difícil.

Marzo de 2008.

Vuelve a surgir la idea de rodar un corto tras ver un concurso donde presentar cortos realizados… hace un año. El optimismo nos invade, «pues lo presentamos al año que viene«. El problema llegaba con las discrepancias en el guión.

Resultaba que no a todos les acababa de convencer la historia. A algunos el toque de comedia del guionista no terminaba de encajarles en la historia y, a pesar de que ya había elegido el logotipo del corto y la banda sonora en mis ratos libres. Decido ponerme a escribir otro guión.

Pero los problemas se acrecentaban. Los profesores creían oportuno ponernos prácticas a saco que nos ocupasen el resto de la tarde (De 4 de la tarde a 8 y media de la tarde). A mi me venía a la cabeza Francis Ford Coppola en A FILMAKER´S APOCALYPSE, ni él tuvo tantos problemas para dirigir APOCALYPSE NOW… bueno vale, eso si. Yo no tuve que lidiar con actores borrachos o que no se supiesen el papel.

Y así están las cosas ahora mismo. Mayo de 2008. Con vistas a estudiar de cara a Junio y Julio. Ahora entiendo a Terry Gilliam en LOST IN LA MANCHA. En fín. Algún día lo rodaré.


Escríbeme y cuentame si has tenido una situación similar: jlserrano@nochedecine.com

Comentarios

Deja un comentario