Home > Estrenos > Críticas > En Tiempo de Brujas: Tantas razones para odiarla como para amarla

En Tiempo de Brujas: Tantas razones para odiarla como para amarla

 

En tiempo de Brujas

 

A mediados del siglo XIV, un caballero escolta hasta un monasterio a una joven acusada de brujería. Los monjes aseguran que ella es la responsable de que la Peste Negra asole y destruya Europa. Escéptico, no acepta esta explicación y con un grupo de bravos guerreros emprende un viaje para demostrar la inocencia de la joven, pero el azar los conducirá a un lugar donde les esperan las fuerzas de las oscuridad…

Madre mía amigo Nic, como te gusta correr riesgos. Cualquier otro actor de su calibre (estamos hablando de un hombre ganador del Oscar, nominado otra vez y que aproximadamente cada año hace una producción Bruckheimer que destroza la taquilla) probablemente hubiera visto hundida su carrera con la racha de títulos que el señorito se ha sacado de la manga los últimos años. Creo que su mujer film en años fue EL SEÑOR DE LA GUERRA de la que ya ha llovido un poco. Empiezo a creer en un pacto con el diablo o en que el brujo es él…

Tras ver el trailer creo que era la cinta de Nic que más esperaba. Ese rollo de niña demoniaca, esas espadas y armaduras… no sé me hacían presagiar algo bueno. Pero no.

Estamos ante lo que Cage denomina una actuación contenida, que se basa en guardar cara de mala leche durante toda la santa proyección. Estamos ante una producción con unos efectos especiales que rozan lo absolutamente ridículo. Estamos ante un Dominic Sena (tipo del que creía que, al menos sabía cumplir) sacándose planos de la manga que harían sonrojar a un principiante de escuela de cine (Véase: El señor Ron Perlman rebana la cabeza a un monje poseído y Sena lo graba de tal manera que parece que en cualquier momento va a salir un tipo exprimiendo el bote de ketchup para que todo parezca más realista). Estamos ante uno de los inicios de película más poco atractivos que recuerdo. Me dieron ganas de abandonar la sala… pero no lo hice.

Porque Nic es como un hijo que sabes que lo ha hecho mal, pero que le quieres igual. Y porque no se sabe si será por el morbo de la bruja, por lo bien que actúa la niña, por la cara de buenazo de Perlman o por un Nic que en ciertos momentos intenta conectar con el publico… no se sabe que es, pero al final EN TIEMPO DE BRUJAS es mejor película de lo que parece.

Porque si, de repente suceden escenas como las del puente de madera, con la consecuente tensión y manejo de la acción de Sena, con ese rollo “a lo mejor la jodía niña no es tan mala” que parecen elevar un punto la película.

Y el final, a pesar de que es de absoluto juzgado de guardia, con un giro de guión de esos de “¡qué! ¿A que esto no te lo esperabas?” pues, con todo y con eso (y más, un demonio sacado de videojuego de la Megadrive) resulta que el balance final es que me ha entretenido, que me lo he pasado bien. Resulta que el asunto se puede aprobar, que Nic ha vuelto a jugar con fuego (que su contable y él han cobrado el cheque) pero que han salvado el tipo con cierta honrilla y que si os parece la peor película de los últimos 20 años no me parecerá extraño, pero para quien les escribe ha sido para tanto.

Cuidado Nic. Tu crédito se agota. Y todavía te falta por estrenar FURIA CIEGA

Lo mejor : Que, al final, resulta que te lo has pasado bien.

Lo peor : Esos efectos especiales de Serie Z.

Comentarios

Te puede interesar
‘Color out of space’: en la granja de la locura
Teaser poster de Dog Eat Dog destacada
Dafoe, Cage y Schrader, juntos en ‘Dog Eat Dog’
Una imagen del actor Nicolas Cage
Nicolas Cage, también en lo nuevo de Oliver Stone
Póster de Desterrado
‘Desterrado’ el nuevo film protagonizado por Nicolas Cage y Hayden Christensen, se estrenará el 13 de marzo

Deja un comentario