Home > Estrenos > Críticas > ‘Cómo acabar con tu jefe’:Prometedor camino a ninguna parte

‘Cómo acabar con tu jefe’:Prometedor camino a ninguna parte

Cómo acabar con tu jefe

Para Nick, Kurt y Dale, la única solución para hacer su rutina diaria más tolerable sería hacer desaparecer a sus insufribles jefes.Con la ayuda de unas copas de más y el consejo poco fiable de un ex convicto buscavidas, los tres amigos conciben un enrevesado y al parecer infalible plan para deshacerse de ellos. Sólo hay un problema: los planes mejor ideados sólo son tan infalibles como los cerebros que los concibieron.

‘La clave del éxito,es tragar mierda’.

Así de sencilla y contundente es la frase que define a la perfección cómo suelen desarrollarse las relaciones laborales en el competitivo mundo actual. El pez grande se come al pequeño, y la forma de sobrevivir y ascender es pasar por el aro.

Seth Gordon dirige un sexteto protagonista de armas tomar en esta alocada Comedia que comienza con la inteligencia de ‘The Office’, deambula entre la inteligencia del humor con pedigrí y los exabruptos subidos de tono y faltos de neuronas, y termina divagando hacia el absurdo.

Por suerte,Gordon tiene la enorme suerte de contar con seis actores en estado de gracia, que aprovechan las lagunas y tópicos del guión para desbordar presencia y carisma.

Brillan especialmente los soberbios Kevin Spacey y Jason Sudeikis,y también las arriesgadas composiciones que Jennifer Aniston y un hortera Colin Farell desarrollan al dar vida a unos auténticos hijos de perra decadentes hasta el tuétano .

Al comenzar se espera mucho de ‘Cómo acabar con tu jefe’ :aguardamos una reflexión cómica sobre el mundo empresarial y la degradación a la que puede llegar el ser humano para con los suyos en el trillado camino hacia el éxito. Esperamos una metáfora sobre este circo jerárquico donde,tarde o temprano,hay que tragar sapos y culebras.

Pero nos quedamos con las ganas,y solo por eso la cinta de Seth Gordon pierde todos los puntos que terminan situándola dentro del saco de las Comedias correctas,sin más.

Desaprovechando un increíble potencial, a cada minuto que pasa se degrada el trío de sufridos lameculos,dejándolos a la altura de unos desnortados berzotas a merced de los acontecimientos que, al final, les sonríen.

Al terminar la película,desde luego la audiencia ha pasado un buen rato,el mirar furtivamente al reloj no ha hecho acto de presencia y se da por bien pagada la entrada.

Pero con semejantes materiales ¿se puede permitir que se caiga el edificio?.

Lo mejor: El sexteto protagonista.

Lo peor: Cómo degenera,dando al traste con la excelente propuesta.

Comentarios

Te puede interesar
‘Oswald: el Falsificador’ ¡en septiembre en Filmin!
‘A league of their own’ ¡mañana en Prime!
‘Predator. La Presa’: digna secuela a la altura
‘Bullet Train’: Quentin, Guy, Brad y David se suben a un tren

Deja un comentario