Home > Estrenos > Críticas > ‘Noche de Miedo (2011)’:Fidelidad,Cariño y Modernización

‘Noche de Miedo (2011)’:Fidelidad,Cariño y Modernización

Noche de Miedo Interior

Charlie Brewster afronta su último año en el instituto con los deberes cumplidos. Es uno de los estudiantes más famosos y sale con la chica más deseada del centro. Su popularidad es tal que ha comenzado a dejar de lado a su mejor amigo. Un nuevo tipo aparece en el barrio, Jerry, que parece un tipo genial. Con el paso del tiempo empieza a percibir en él algo extraño. Nadie, ni siquiera la madre de Charlie, se da cuenta de nada. Después de observar que en la casa de Jerry pasan cosas extrañas, Charlie llega a la conclusión de que su vecino es un vampiro que se sirve del vecindario para cazar a sus presas.

Hay tres claves para que el remake de ‘Noche de Miedo’ funcione por los cuatro costados. Fidelidad, cariño y modernización. Es un remake que coge los puntos fuertes de la historia en la que se basa, pero se cree la historia y además, la da un toque moderno.

Esta nueva versión de ‘Noche de Miedo’ es más dinámica que la anterior y se mete de lleno en la historia sin dejar un respiro al espectador. En la antigua había una cierta intriga sobre si de verdad era un vampiro o no. En ésta no. En esta ya sabemos que es un vampiro, ahora vamos a centrarnos en cómo el personaje principal se las ingenia para hacer que todo el mundo se entere.

Cuenta además con dos tipos al frente del reparto muy inteligentes. El primero es Anton Yelchin, que después de dejarse ver por la saga ‘Terminator’, vuelve a un cine de quinceañeros para protagonizar el film y llevar el peso. Y, maldita sea, el chico sabe llevar la carga del film. Me le creo cuando cree que su mejor amigo es un loco, me le creo cuando empieza a desconfiar de su vecino e incluso me le creo con una ballesta.

El segundo es Colin Farrell. Qué importante es tener en el reparto un actor que sepa dar unos puntos extra a un personaje incluso en un film para el que algunos solo irían a cobrar el cheque. Farrell está enorme. Cierto que es el papel más agradecido del film (vampiro, chulo, guapete y malo de la función) pero Farrell le da un punto más.

A todo esto le sumamos un guión conseguido (no para tirar cohetes, pero de lo más decente que nos hemos encontrado éste año) y una dirección competente y ‘Noche de Miedo’ resulta ser una peli bastante recomendable. Un sorpresón con mayúsculas por tratarse de un remake. Si los que vienen son de éste estilo yo compro.

No me preguntéis por el 3D, he decidido que no me convence ésta tecnología todavía.

Lo Mejor: El dinamismo y que no se anda con chiquitas. Va por la historia desde el minuto uno.

Lo Peor: Que la ves venir.

Comentarios

Te puede interesar
E Rey León vigila las carreteras españolas
‘Wild Rose’, tres acordes y su verdad
Ya está disponible el teaser poster de Paradise Hills
‘Apollo 11’, una clase de historia

Deja un comentario