Home > Estrenos > Críticas > ‘Un método peligroso’: Cronenberg sin Cronenberg

‘Un método peligroso’: Cronenberg sin Cronenberg

Un método peligroso interior1

Un método peligroso interior1

La joven rusa Sabina  Spielrein (Keira Knightley) necesita ayuda psicológica. Parece ser la paciente ideal para que el psiquiatra Carl Jung (Michael Fassbender), bajo los métodos de Freud (Viggo Mortensen), le trate. Psicoanálisis, sexo y neurosis son los temas principales de un film donde nadie está aparentemente cuerdo.

La figura de Freud siempre ha despertado cierto interés general, aunque no nos engañemos, cualquier cosa que tenga que ver con sexo o violencia  interesa a todo ser humano o especie que pueble la tierra. Si a esta mezcla le añadimos la dirección de una mente como la de Cronenberg nos frotamos las manos soñando con las imágenes que una cinta, como ‘Un método peligroso’, puede ofrecernos.

Estupenda actuación del chico de moda. Michel Fassbender luce estupendamente el papel del psiquiatra Carl Jung. Sin ser Keira Knightley santa de mi devoción, me dejó con la boca abierta cuando en la primera escena de la película se desencaja la mandíbula cual marioneta en un escenario. Primer toque de Cronenberg. Estén bien atentos, no habrá muchos más…

Un pequeño aviso para los amantes del mundo ‘Cronenbergiano’:  es una gran película. Gran guión. Gran dirección. Muy buenos actores. No esperen tener que taparse la boca, cerrar los ojos o ver muescas de asco en las caras de sus acompañantes. Podría gustarle a cualquiera de sus padres.

Ni rastro de ‘Crash’, ni de ‘El almuerzo desnudo’. “Mi padre lo llama madurez, yo lo llamo rendirse” dice el personaje de Vincent Cassel, el doctor Otto Gross, en lo que es sin duda la mejor escena de la película y la que desencadenará la trama principal.

Pensé caminando hacia la sala que quizá me encontraría con varias rasgos de ‘Inseparables’. Ambas películas tienen puntos en común, el más destacable los personajes: dos médicos y una mujer. Sin embargo, eché de menos sueños psicóticos, ese deje científico donde la carne se mezcla con la ciencia, enfermos desquiciados, el dolor anclado en el cerebro.

No quiero que leyendo esto se desanimen y cuando estén en la taquilla del cine paguen por otra entrada. Pidan la de ‘Un método peligroso’. No duden que verán una gran historia. Pasarán un rato agradable. Sé que suena extraño mezclar el adjetivo agradable con el apellido Cronenberg. ¿Será el paso del tiempo? ¿Será la edad? Pasen y siéntanse tranquilos, por una vez, no pasarán miedo.

Lo mejor: La secuencia en la que Vincent Cassel irrumpe en la historia. Llega como paciente y acaba siendo el doctor.

Lo peor: Cuando uno va a ver una película de Cronenberg, va a ver una película de Cronenberg.

Comentarios

Te puede interesar
‘Predator. La Presa’: digna secuela a la altura
‘Bullet Train’: Quentin, Guy, Brad y David se suben a un tren
Prime Video estrena este viernes Trece vidas, dirigida por Ron Howard
‘Contando Ovejas’: ¡el 5 de agosto en Filmin!

Deja un comentario