Home > Estrenos > Críticas > ‘La hora más oscura’: No cuela,Timur

‘La hora más oscura’: No cuela,Timur

La hora más oscura

Una insoportable ola de calor azota la Plaza Roja de Moscú, comenzando una avalancha de destrucción por toda la ciudad. Un grupo de jóvenes turistas tratan de refugiarse ante lo que parece ser un ataque desconocido. En el subsuelo se enfrentarán a una cruenta invasión alienígena.

En un momento dado, Timur Bekmambetov echó mano del folklore ruso para parir la interesante dilogía ‘Guardianes del Día & Guardianes de la Noche’, que le convirtió en una estrella, posibilitándole entrar en Hollywood para dirigir a la mismísima Angelina Jolie en ‘Wanted’.

Junto a Chris Gorak, afamado director artístico en películas como ‘El Club de la Lucha’, que se pone esta vez tras las cámaras, Bekmambetov  nos trae otra película más de Invasores Alienígenas. Ésta vez, sin que ningún monumento yanqui pague los platos rotos.

¿Y qué diferencia a ‘La hora más oscura’ de las demás? Absolutamente nada, más allá del exotismo de que la acción trascurra en Moscú ( occidentalizado hasta el tuétano, por cierto ) y de usar con mucho oficio y ( por qué no ) cierta jeta las estrecheces de un presupuesto de Serie B con ínfulas de Super Producción.

Por lo demás, ‘La hora más oscura’, se desinfla con cada segundo de metraje, haciéndonos padecer todos y cada uno de los lugares comunes del género, y encima machacando hasta la saciedad los estereotipos que cualquier espectador avispado esperaría encontrar en una película de invasiones extraterrestres.

Por si esto fuera poco, el guión de Jon Spaihts hace aguas por todos lados, maltratándonos con unos diálogos hirientes donde cada uno de los supuestos héroes tiene una frase por la cual más de un alienígena (o no ), le aniquilaría con gusto.

Después de ‘Skyline’, pensábamos que había llegado el momento de una película diferente, pero está claro que el señor Timur Bekmambetov ha decidido guardar las neuronas en casa y hacer suya la ley del mínimo esfuerzo.

Timur, no cuela.

Ni la belleza de la Plaza Roja, ni Olivia Thirlby,ni siquiera el reclamo del tráiler salvan los muebles de una película para incondicionales muy poco selectivos.

Para los demás, el menú es muy amplio : ‘ Encuentros en la tercera Fase’, ‘Independence Day’,’La Guerra de los Mundos’, un episodio de ‘Taken’ … lo que quieran, menos este tocomocho made in Rusia.

Lo mejor : La belleza de Moscú.

Lo peor : Hacer lo mínimo posible y venderlo como un largometraje.

Comentarios

Te puede interesar
‘El irlandés’, memorias de un pintor de casas
Arranca una nueva edición de la Muestra de Cine de Lanzarote
Primer tráiler y cartel de Un amigo extraordinario
‘Le Mans ‘66’, joya sobre ruedas

Deja un comentario