Home > Estrenos > Críticas > ‘Infierno Blanco’: Liam Neeson…y también Lobos

‘Infierno Blanco’: Liam Neeson…y también Lobos

Infierno Blanco

Un grupo de hombres trabajan en el norte de Alaska para una compañía petrolífera. En unos días libres cogen un avión para que los lleve a la ciudad, que sufre un terrible accidente. En un desesperado intento por sobrevivir,los supervivientes deberán enfrentarse no sólo al clima sino a una manada de lobos salvajes…

Si se diera un Oscar al actor versátil, seguramente Liam Neeson se lo llevaría sin despeinarse. Desde los inicios de su dilatada carrera, el irlandés consigue elevar el listón de cualquier cinta en la que participa, tanto en pequeñas apariciones como en papeles protagonistas.

‘Infierno Blanco’, retrata las desventuras de un variopinto grupo envuelto en una situación imposible. Este survival thriller dirigido por Joe Carnahan consigue mantener pegado a la silla al espectador, deseoso de ver cómo la cruenta manada de Lobos y el horrendo clima hacen mella en el afán de supervivencia, tanto anímico como vital, del atribulado grupo.

Tras el prometedor arranque (que fotocopia con estilo el accidente aéreo de la excelente ‘Viven’), la cinta de Carnahan se empeña en dibujar unos personajes que no pasan del trazo grueso, a través de una narrativa convencional y endeble (esos flashbacks que valen tanto para un roto como para un descosido, enarbolando sin vergüenza la ley del mínimo esfuerzo ), intentando dotar de cierta entidad dramática la carnicera y brutal peripecia.

Cuando ‘Infierno Blanco’ se pone seria aburre a las ovejas, pero cuando los malditos Lobos acechan al personal con primarias intenciones, sube la temperatura del Relato y Liam Neeson deja patente por qué es un valor seguro, trascendiendo los tópicos, fallos de guión y escasísimo andamiaje dramático del Producto.

Aunque los dilemas existenciales de este aguerrido cazador se cogen con calzador, lo cierto es que sin la incontestable presencia de Neeson ‘Infierno Blanco’ no habría pasado de un telefilme de sobremesa; pero este actor es capaz de dar credibilidad hasta un anuncio de detergentes.

Todo lo demás es acción, supervivencia y unos cuantos personajes cien por cien carnaza.Todo muy bien armado, con mucho oficio, pero inútilmente emperrado en trascender.

Y para trascender, señor Joe Carnahan, no solo basta con Liam Neeson, por mucho que éste convierta la paja en oro.

Lo mejor: Liam Neeson, perfecto.

Lo peor: No se puede dar entidad dramática a unos personajes dibujados en un guión tamaño servilleta.

Comentarios

Te puede interesar
‘Frozen II’, corazón de hielo
‘Adiós’, frágil despedida
La Universidad de Alcalá y la Asociación de Cine de Valores y Solidario presentaron la constitución del instituto CIMUART y la segunda edición de los Premios Cygnus
‘Los miserables’, mercadillo de falsedades

Deja un comentario