Home > Estrenos > Críticas > ‘Sombras Tenebrosas’: ¡Cuidadito Tim!

‘Sombras Tenebrosas’: ¡Cuidadito Tim!

Sombras Tenebrosas Interior

En 1752, Barnabas Collins es un reputado inglés en tierras americanas enamorado de una joven que comete un error terrible: romperle el corazón a Angelique Bouchard. Pero ella, una bruja con mal genio, lo condena a un destino peor que la muerte: lo convierte en vampiro y lo entierra vivo. Dos siglos después, Barnabas consigue salir de su tumba y se encuentra con un mundo irreconocible.

Yo que siempre he dicho que a Tim Burton no se le puede juzgar por ‘Alicia en el País de las Maravillas’ y obvió su carrera (puesto que no me parece una película 100% Burton, ni mucho menos) me disponía a ver esta adaptación de la serie de televisión creada por Dan Curtis en 1966 y que tuvo un remake en 1991, ‘Sombras Tenebrosas’ resulta un gran lunar en la carrera del director. No del calibre de ‘El Planeta de los Simios’, pero casi.

¿Qué te ha pasado Tim? El terreno para moverse es el que te gusta: bichos raros, vampiros, todo gótico, todo humor de ese que te gusta… y resulta que nada funciona. Depp pone el piloto automático y está bastante soseras para el flequillo que se gasta; Eva Green por muy buena que esté parece totalmente encocada (y quizás sea lo más reseñable de la función, ¡ojito!); La Pfeiffer está anecdótica (como el resto de secundarios: Jackie Earle Haley como si no estuviera, Jonny Lee Miller… tampoco y Chloë Grace Moretz a modo Lolita al borde del orgasmo) por una razón: los personajes van y vienen con una facilidad pasmosa. Ejemplo al canto: la chica que comienza la historia desaparece casi media hora de película y luego es como si alguien dijese «¡Leches! ¡Nos hemos olvidado de ella! ¡Pues al acantilado que la mandamos!»

Y es esa sensación de que el film está improvisado, que va a marchas forzadas, de que en realidad no hay ni medio guión por delante lo que hace que la película no termine de convencer en absoluto. Por mucho que haya un par de puntazos graciosos (La «M» del McDonalds) algunas escenas rozan un ridículo espantoso (La pasión entre Green y Depp, lejos de provocar la risa yo flipaba). Alice Cooper aparece en plan cameo.

Creo que Burton está lejos de su mejor nivel. Me esperaba algo gamberro tipo ‘Beetlejuice’ a lo mejor, y está lejos de esto. A un tío que filma ‘Big Fish’ hay que pedirle más. MUCHO más.

Lo Mejor: Por decir algo Eva Green, puesta hasta las cejas.
Lo Peor: La sosez del conjunto global.

Comentarios

Te puede interesar
El 30 de agosto llega a la gran pantalla: Anna, de Luc Besson
‘Érase una vez en… Hollywood’, recopilando a Tarantino
‘Érase una vez en Hollywood’ : el cuento de Quentin
‘Mascotas 2’: el camino del cachondeo

Deja un comentario