C

‘El Caballero Oscuro – La Leyenda Renace’: El Padrino III

TDKR Interior

Hace ocho años que Batman desapareció en la oscuridad, dejando de ser un héroe para convertirse en fugitivo. Al asumir la culpa por la muerte de Harvey Dent, decidió sacrificarlo todo por lo que consideraba, al igual que el Comisario Gordon, un bien mayor. La mentira funciona durante un tiempo, ya que la actividad criminal de la ciudad de Gotham se ve aplacada gracias a la dura Ley Dent. Pero todo cambia con la llegada de una astuta gata ladrona, que pretende llevar a cabo un misterioso plan. Sin embargo, mucho más peligrosa es la aparición en escena de Bane, un terrorista enmascarado cuyos despiadados planes para la ciudad obligan a Bruce a regresar de su voluntario exilio.

Es difícil que alguien le vaya a quitar a Christopher Nolan el logro de haber conseguido la mejor adaptación cinematográfica de un cómic o de la forma tan inteligente de enfocar el personaje. Ha bastado la primera hora de esta película para descubrir que ‘The Amazing Spiderman’ o ‘Los Vengadores’ luchaban en un peldaño más abajo. Aquí hay algo más que cine.

Y si bien es cierto uno, dependiendo de cómo se levante, no sabrá elegir si El Padrino o su segunda entrega era la mejor, aquí tampoco sabremos escoger entre ‘Batman Begins’ o ‘El Caballero Oscuro’. Pero está clarísimo que estamos ante el caso ‘El Padrino III’. Es buena si, pero le falta algo.

Será que gastada la baza del Joker, Dos Caras y Ra’s, probablemente los villanos más carismáticos del universo de Batman, usar la carta de Bane es buena si. Es otro estilo de villano. Tras el caballero caído (Dent) y ese detonador psicópata (Joker) le toca el turno al villano de la máscara, a un Bane mucho más físico que los rivales anteriores. Nolan escoge los cuerpo a cuerpo como la manera de medir a los dos contrincantes y menudas dos escenas de pelea que nos regala (la primera de enmarcar, sin música si quiera).

Pero no es lo mismo. Y no es por Tom Hardy, de una imponencia física absolutamente brutal, y con un carisma en pantalla capaz de resultar abrumador. Simplemente, por fallines del guión (muchos personajes, algunos nos olvidamos, otros aparecen y desaparecen para volver a aparecer) echamos en falta al Joker y Dos Caras.

Mención aparte merece Anne Hathaway, impresionante en su actuación como Catwoman. Una sorpresa más que grata por cómo es introducido el personaje y todo su desarrollo. Al igual que Bale, mucho más protagonista de la función, mucho más camaleónico (perilla puesta, perilla quitada, mejor peinado, más demacrado, más barba, menos barba…). En este film, a diferencia de ‘El Caballero Oscuro’ aquí no le tapa nadie. Es el dueño de la función.

¿Qué podemos decir de Nolan? Pues que se le notaba agotado. Se toma su tiempo (quizás demasiado) en preparar la auténtica traca final que, y ojito, cuando llega es realmente lo que esperábamos y más a pesar de no haber una escena de acción que remarque la trama (como el tren en la primera o la persecución en la segunda) el cierre final es un cierre de altura. Es ese cierre que, aunque lo ves venir sabes que así es como quieres que acabe la historia.

‘El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace’ es una gran película, directa al top 3 de las mejores que llevamos vistas este año (puede que incluso top 1), pero no es el orgasmo final que buscábamos tener.

Lo Mejor: La brutal primera pelea Bane / Batman. Los pelillos como escarpias.

Lo Peor: Que está un pelín por debajo de sus hermanas mayores.

Comentarios:

Dejanos una Respuesta