C

‘Venganza- Conexión Estambul’: Con Liam Neeson, hasta los Cerdos vuelan

Venganza: Conexión Estambul

Bryan Mills (Liam Neeson) se ve obligado a utilizar todos sus recursos y habilidades de agente de la CIA para salvar tanto la vida de su mujer y de su hija, como la suya propia. El padre de uno de los secuestradores albaneses que lo tuvieron en jaque en el primer film jura vengarse, aprovechando las vacaciones de la familia Mills en Estambul. Una vez más, subestimar a Mills tendrá graves consecuencias.

No seré yo quien diga que ‘Venganza: Conexión Estambul’, es una buena película.

La secuela de la notable ‘Venganza’ tiene más fugas narrativas, tópicos y sandeces que apenas puede justificar su existencia porque, además, se empeña en tomarse en serio a sí misma, cosa que no hacen otras sagas del mismo pelaje como la delirante ‘Transporter’ o (peor aún) ‘Crank’.

Se nota la mano de Luc Besson (capaz de dar una de cal y otra de arena sin despeinarse) y, sobre todo, la manaza del Director Olivier Megaton (¿quién puede darle el timón a un tipo (casi) apellidado como el malo de los ‘Transformers’?), incapaz de darle salsa al desaguisado.

A estas alturas de la crítica pensarán ¿a qué viene entonces la coletilla del título?: pues viene a que –pese a todo- con Liam Neeson todo parece mejor de lo que es y por el (Maggie Grace debería haberse quedado en la Isla de ‘Perdidos’ y Famke Janssen ha conocido tiempos –en el Plató, se entiende- mejores) ‘Venganza: Conexión Estambul’, se saborea mejor.

¿Que la cinta está justificada? No; ¿Que aporta algo nuevo? No; ¿Que se han sobrado con las habilidades casi sobrehumanas del Agente Mills y el embrollo familiar no hay por dónde cogerlo? Desde luego.

Pero al final, tener a Liam Neeson es una garantía que permite despreocuparse de lo demás. No te recordarán por ello, pero al menos con el irlandés como protagonista y su innata sinceridad interpretativa, siempre salvarás los Muebles.

Con el extra que aportó Pierre Morell en la primera entrega, liarla en Estambul hubiera sido un placentero ejercicio de evasión para este Jason Bourne+ MacGyver moderno.

Con Olivier Megaton a los mandos…¡damos las gracias por Neeson!.

Lo mejor: Liam Neeson, capaz de dignificar cualquier película.

Lo peor: Olivier Megaton debería dirigir anuncios de Galletas o seguir sepultando la Saga ‘Resident Evil’, por ejemplo.

Comentarios:

Dejanos una Respuesta