‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’