Home > Estrenos > Críticas > ‘Bajo la misma estrella’: carpe diem

‘Bajo la misma estrella’: carpe diem

Bajo la misma estrella

Bajo la misma estrella

Hazel (Shailene Woodley) y Gus (Ansel Elgort) son dos extraordinarios adolescentes que comparten un ácido sentido del humor, un desprecio por lo convencional y un amor que les arrastra (y a nosotros con ellos) hacia un viaje inolvidable. Su relación es incluso más increíble si tenemos en cuenta que se han conocido y enamorado en un grupo de apoyo a personas con cáncer. BAJO LA MISMA ESTRELLA, basada en el best-seller de John Green, explora la felicidad, la emoción y la tragedia que supone estar vivo y enamorado.

Josh Boone es el director de ‘Bajo la misma estrella’, película número uno en Estados Unidos desbancando a ‘Maléfica’ rápidamente. Está basada en la exitosa novela juvenil de John Green, y puede que parte de su éxito se deba a ello, aunque la película también se merece un gran reconocimiento. 

Realmente me ha sorprendido la actuación de Shailene Woodley, después de ver ‘Divergente’ donde no me llamó nada la atención: nos encontramos ante este papel de adolescente con cáncer con el que consigue convencerte y demostrar su talento.

La película comienza con Shailene Woodley diciéndonos que su historia es una historia real, que le gustaría que fuera de otra manera, pero no lo es, ésta es la realidad. El principio nos crea muchas expectativas, te imaginas que la evolución de la historia no va a ser fácil y esperas que no te decepcione. Obviamente en algunos momentos la película no es tan realista como quizás esperabas en un primer momento, pero aún así la enfermedad no está tratada superficialmente, nos cuenta una historia que podría ser real, donde los acontecimientos que se van sucediendo no van hacia el final feliz. Si algo puede salir bien, saldrá mal.

Hablamos de una historia de amor que surge en un contexto poco habitual, un grupo de apoyo de personas con cáncer. Por un lado tenemos una chica adolescente, tímida, sin amigos, que asiste al grupo simplemente para hacer feliz a sus padres porque como menciona en la película ‘ lo único más difícil en la vida que tener cáncer a los dieciséis años, es tener un hijo con cáncer’.

Por otro lado aparece un chico adolescente que ha superado el cáncer, que también ha sufrido ciertos rechazos en la vida, pero que en lugar de deprimirse vive la vida al máximo: ‘Carpe Diem’. Comienzan así un viaje muy tierno por el primer amor adolescente, intentando cumplir sus sueños y viendo la vida desde otro punto de vista.

Aunque quieras e intentes resistirte, va a llegar un momento en el que sea inevitable caer en las lágrimas, la película te dirige a ello, es uno de sus objetivos y no se da por vencida fácilmente. Aún así intenta quitar cierta tensión dramática recurriendo al humor con la entrada en escena de Nat Wolf y el humor negro de Willem Dafoe.

La exitosa novela y su adaptación al cine está dirigida a un público adolescente, pero se aleja del tratamiento frívolo. Consiguen tratar un tema bastante difícil y sin solución definitiva a día de hoy, enviando una serie de cuidados mensajes acerca de la vida a la juventud y a los no tan jóvenes.

Lo mejor: no es la típica película para adolescentes.

Lo peor: le falta más realismo.

Comentarios

Te puede interesar
‘Historia de un matrimonio’: la vida es así
‘Midway’, bravatas de vaqueros
Nuevo tráiler de la legendaria guerrera china Mulán
Maléfica: Maestra del mal, llega en formato digital el 7 de febrero y en DVD y Blu-ray™ el 19 de febrero

Deja un comentario