Home > Estrenos > Críticas > ‘Open Windows’: el lado oscuro de internet

‘Open Windows’: el lado oscuro de internet

Open Windows

Open Windows

Jill (Sasha Grey), la actriz más excitante del momento, rechaza cenar con Nick (Elijah Wood), un fan que ha ganado una cita con ella en un concurso por internet. En compensación, un tipo llamado Chord (Neil Maskell), presentándose como el jefe de campaña de la película, ayudará a Nick a seguir los pasos de la actriz desde su propio ordenador. Comienza un juego en el que Nick descubrirá que tan solo es un títere más en el plan maníaco ideado por Chord.

Nacho Vigalondo, conocido por su dos películas (‘Los cronocrímenes’ y ‘Extraterreste’) y poco reconocido en nuestro país, pero sí fuera de el, nos trae su tercera película, un thriller tecnológico e innovador rodado en inglés con la ayuda del actor Elijah Wood, Sasha Grey y Neil Maskell.

Desde el inicio de la película te sorprende, no sabes que está pasando delante de tus ojos y si realmente es lo que esperabas ver. Toda la trama transcurre en la pantalla de un ordenador, el protagonista se ve involucrado en el espionaje de su ídolo sin saber muy bien cómo pararlo, porque llega un momento en que no hay vuelta atrás y quizás esa venganza que le ciega en un principio se vuelve en su contra, momentos en los que piensas ¿yo que hubiera hecho?

La película nos habla de los avances de la tecnología, la invasión de la privacidad de cualquier persona a sólo un clic… a veces nos olvidamos del poder que tenemos detrás de un ordenador, nos creemos desvinculados de lo que pasa después, protegidos porque ‘nadie’ ve lo que hacemos, y simplemente le damos a un botón.

Durante la película es imposible no estar atento, de hecho a veces es imposible conseguir captar todo lo que esta sucediendo ya que puede que nos encontremos con más de 4 pantallas abiertas, mostrándonos una perspectiva diferente de lo que está pasando. En este aspecto puede llegar a saturar al espectador. Aún así es un recurso que consigue mantener la atención, al igual que incluir algunas secuencias de cámara en mano que dotan de realismo a pasajes concretos del relato.

Los elementos tecnológicos, aparte del papel protagonista del ordenador, interactuán y co-protagonizan la película, ya que las imágenes que aparecen provienen de diferentes dispositivos: webcam, móvil, cámaras de seguridad, cámaras ping-pong.

‘Open Windows’ no sólo te mantiene atento por la cantidad de información que lanza a cada momento; también porque va facilitando pequeños detalles para que el espectador descubra que está sucediendo, consiguiendo confundirlo, a la espera de lo que pasará.

Lo mejor: vivir la película como si estuvieras delante del ordenador, formando parte de ella.

Lo peor: el final.

Comentarios

Te puede interesar
‘Los miserables’, mercadillo de falsedades
Reevolution: la película española que bate el récord mundial
¡El reparto de ‘Midway’, nos habla de la peli!
‘El irlandés’, memorias de un pintor de casas

Deja un comentario