Home > Estrenos > Críticas > ‘Los Fenómenos’: toda una dicotomía

‘Los Fenómenos’: toda una dicotomía

Los Fenomenos. Poster.

Póster en español de la película Los fenómenos

Tras ser abandonada por su novio y padre se su hijo, Neneta decide coger su caravana, desenmantelar su casa móvil y retornar a su pueblo natal. Con un bebé a sus espaldas y una situación laboral decadente, la protagonista conseguirá, a duras penas, un trabajo como peón de obra. Este será su campo de batalla, aquí aprenderá cómo evadir los golpes de sus supuestos ‘compañeros’ de trabajo. Comienza así una nueva etapa en su vida donde se puede integrar en el grupo, los viejos amigos vuelven y la crisis del ladrillo comienza. El constructor les llama ‘Los Fenómenos’, pues construyen más metros de hormigón que los trabajadores de otras obras en proceso.

Con este largometraje el director Alfonso Zarauza nos quiere marcar un paralelismo entre la dicotomía de la protagonista y la explosión de la crisis inmobiliaria, personificada en el mundo que gira en torno a ella. Ella elige y, con ello, el mundo va girando y degenerando más y más.

Cierto es que las decisiones de dirección son muy apropiadas, así como el aire de western que palpita a lo largo del metraje. De hecho, definiría ‘Los Fenómenos’ como un Western de obreros a la Gallega. Nuestro pez fuera del agua, nuestro forastero o ‘lone star’, se llama Neneta.

Por otra parte, deberíamos resaltar la banda sonora, los diálogos de escarnio y las magníficas interpretaciones de Lola Dueñas, Luis Tosar y Juan Carlos Vellido. La exposición de los hechos de este drama con toques de humor negro están maravillosamente integrados, sobre todo la interesantísima situación de Neneta en la obra y su lucha por ganarse el respeto del resto de los trabajadores.

El mayor pero de la película está en los personajes. Éstos no son tan complejos como deberían ser en una historia de este tipo, inundada de crítica social. Bien está que los creadores quisieran exponer los hechos con distancia como si se tratase de una fotografía, pero el protagonista es lo que es y hay que hacer unos mínimos en la construcción de éste.

Con esto quiero decir que vemos como Neneta se balancea entre dos polos opuestos, pero no tenemos en ningún momento muchos detalles sobre su pasado o sus motivos y eso retrae al espectador, sobre todo porque al principio parece que ella se aprovecha de la gente. Siempre hay un motivo y lo tenemos que ver en pantalla. Lo mismo se puede aplicar al resto de los personajes, sobre todo a los dos ‘amantes’.

En general, una película interesante, llena de sentimiento y buen humor norteño.

Lo mejor: el humor, el sello del director y la interpretación.

Lo peor: un final apresurado y demasiado abierto.

Comentarios

Te puede interesar
‘Aguas oscuras’, un desalmado y real titán loco
‘Adú’, el valor de la vida
‘Cerca del horizonte’, las secuelas de los malos tratos
‘Bad Boys for life’: regresando con bagaje

Deja un comentario