Home > Estrenos > Críticas > ‘Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?’: hilarante choque cultural

‘Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?’: hilarante choque cultural

Póster en español de la película Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?

Póster en español de la película Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?

Claude Verneuil, notario y admirador de De Gaulle, y su mujer Mari,  forman un matrimonio tradicional. Van de decepción en decepción cuando su primera hija se casa con un musulmán, la segunda con un judío y la tercera con un chino. Su última esperanza es su cuarta y última hija. Un día, ésta les dice a sus padres que ha conocido a un católico, pero olvida mencionar un detalle importante…

Groucho Marx escribió en su biografía que las comedias había que valorarlas por su capacidad de hacer reír. En ese sentido, ‘Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?’ merece una muy alta valoración: ha conectado muy bien con el público en Francia, donde ha superado muy rápidamente los cinco millones de espectadores, así como en otros países de Europa, y se ha convertido en la sexta película de la historia en Francia que más dinero ha recaudado.

No diré que se trata de una película sin pretensiones: tiene una muy importante, que es divertir al espectador, y lo logra.

Se trata de una película en la línea de la española ‘Ocho apellidos vascos’, jugando con elementos comunes con el film de Martínez Lázaro: el choque cultural, el suegro complicado, la boda como culminación de la felicidad…

Dirigida y coescrita por el especialista en comedia Philippe de Chauveron (‘L’amour aux trousses’), hasta ahora con poca proyección fuera de su país, la película cuenta con numerosas situaciones y diálogos divertidos. De Chauveron sale del paso siempre con elegancia y enorme simpatía. Por su parte, los dos protagonistas están bien escogidos, ofreciendo interpretaciones exageradas pero perfectas para el tono de la película, Christian Clavier, y Chantal Lauby (fundadora del grupo cómico Les Nuls). El resto de personajes son de carácter extraplano. Pero te ríes. Y mucho.

La película conecta muy bien con su público, utiliza la ironía de una forma muy sutil, y tratando un tema (las relaciones multiculturales y la integración de los inmigrantes) que puede ser resbaladizo, el resultado es fresco, elegante y divertido. No hay bromas chabacanas ni facilonas, ni moralina. Los personajes se muestran como son, sin moralejas. Con naturalidad.

Aunque la película se muestra en todo momento previsible y llena de tópicos, su humor blanco, apto para todos los públicos, y las abundantes situaciones y gags bien desarrollados lo compensan. El final, made in Hollywood, es de prever, pero no emborrona el resultado en conjunto de la obra.

En suma, una comedia muy divertida para estas fiestas, y que deja muy buen sabor de boca.

Lo mejor: una comedia es para divertirse, y ésta lo consigue a raudales.

Lo peor: tópicos en abundancia, previsibilidad y un final cantado desde el primer minuto.

Comentarios

Te puede interesar
‘Zombieland: Mata y remata’, disparatadas reglas de tiro
‘Maléfica: Maestra del mal’, la leyenda continúa
‘Estafadoras de Wall Street’, estrena nuevo póster
El escándalo (Bombshell) ya tiene tráiler y cartel con su trío protagonista: Charlize Theron, Nicole Kidman y Margot Robbie

Deja un comentario