Home > Estrenos > Críticas > ‘The imitation game’: el que poco arriesga mucho gana

‘The imitation game’: el que poco arriesga mucho gana

Póster para The imitation game

Póster para The imitation game

Durante el invierno de 1952, las autoridades británicas entraron en el hogar del matemático, analista y héroe de guerra Alan Turing (Benedict Cumberbatch), con la intención de investigar la denuncia de un robo. Acabaron arrestando a Turing acusándole de “indecencia grave”, un cargo que le supondría a una devastadora condena por, lo que en aquel entonces se consideraba una ofensa criminal, ser homosexual. Los oficiales no tenían ni idea de que en realidad estaban incriminando al pionero de la informática actual. Liderando a un heterogéneo grupo de académicos, lingüistas, campeones de ajedrez y oficiales de inteligencia, se le conoce por haber descifrado el código de la inquebrantable máquina Enigma de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Un retrato intenso e inolvidable de un hombre brillante y complicado, ‘The Imitation Game’ sigue a un genio que bajo gran presión ayudó a acortar la guerra y, consecuentemente, salvar miles de vidas.

‘The Imitation Game (Descifrando Enigma)’cuenta la historia de la guerra que asoló y cambió el mundo a través de las vivencias de Alan Turing. Narra “otra guerra”, la que se libró en los despachos. No recurre a las típicas imágenes dramáticas sino que  el film se vale de un buen guión y usando el tópico de ‘una imagen vale más que mil palabras’, lo aplica a la perfección, interponiendo imágenes ‘reales’ con lo que ocurre entre bastidores.

El uso de estas imágenes es adecuado, sin necesitar nada más, ya que la Segunda Guerra Mundial se encuentra implícita en el imaginario de todo europeo de nuestra generación. De esta manera, se convierte en un filme político y biográfico con el enmarque perfecto para contarnos la historia de Alan Turing, matemático que creo la primera computadora  y descifró el código de Enigma, la máquina usada por los Nazis para comunicarse durante la contienda.

La solidez del guión nos hace mantener la atención, valiéndose de diálogos intensos e inteligentes entre los personajes y en especial, exprimiendo la excelente actuación de Benedict Cumberbatch, quien ya nos tiene acostumbrados a interpretaciones llenas de matices. Se siente cómodo en su papel de egocéntrico, listillo, prepotente y excéntrico, repitiendo el mismo tipo de rol que hemos podido ver cuando ha encarnado al detective más famoso de Baker Street en la serie de TV ‘Sherlock’ o al propio Khan a bordo del Enterprise en ‘Star Trek: en la oscuridad’.

Son ese tipo de protagonistas que aunque odiosos, los amamos, porque tienen algo que nos gusta. Eclipsa al resto del reparto, sobre todo a su protagonista femenina Keira Knightley.

Sin embargo, ‘The imitation game’, no asume riesgos. Ni tan siquiera a la hora de perfilar las aristas en la personalidad de Turing, en especial el rasgo más importante que definió toda su vida, la homosexualidad. No aborda el tema, pasando por encima hasta el desenlace final.

Una cinta bien estructurada, con protagonista de lujo incluido, diseñada por y para los Grandes Premios, con todo lo que eso conlleva.

Lo mejor: Benedict Cumberbatch.

Lo peor: no se arriesga, perfecta para llevarse varios Oscar.

Comentarios

Te puede interesar
‘Alegría Tristeza’, dolor desesperado
Póster de 'Juliet, desnuda' destacada
¡Primer póster en español de ‘Juliet, desnuda’!
Póster de Dumbo destacada
El nuevo tráiler de ‘Dumbo’ ¡es bellísimo!
Cartel de La balada de Buster Scruggs destacada
‘La balada de Buster Scruggs’ : relevante antología

Deja un comentario