Taylor Kitsch bromea con McAdams en una pausa del rodaje