Home > Estrenos > Críticas > ‘Pasolini’: retrato de un cineasta

‘Pasolini’: retrato de un cineasta

Póster de Pasolini de Abel Ferrara

Póster de Pasolini de Abel Ferrara

Un día, una vida. En Roma, la noche del 2 de noviembre de 1975, el icónico poeta y cineasta Pier Paolo Pasolini es asesinado. Pasolini es el símbolo del arte que lucha contra el poder. Sus escritos son escandalosos, sus películas son perseguidas por los censores, muchas personas lo aman y muchas lo odian. El día de su muerte, Pasolini pasa sus últimas horas con su querida madre y después con sus mejores amigos; finalmente se sumerge en la noche en su Alfa Romeo en busca de aventuras en la Ciudad Eterna. Al amanecer, Pasolini es hallado muerto en la playa de Ostia, en las afueras de la ciudad.

Pier Paolo Pasolini es uno de esos personajes controvertidos de la historia de la cinematografía europea del siglo XX. Literato además de cineasta, de izquierdas, homosexual y realizador de obras consideradas por aquel entonces escandalosas, tuvo tantos seguidores como detractores, en un país que salía a gatas del fascismo. Levantó pasiones en vida pero también con su muerte; todavía se intenta responder a la pregunta de ¿quién mató a Pasolini?

Abel Ferrara tampoco ha buscado contestarla, lo cual es muy acertado, no entra en el hecho de su muerte que ha creado tanto morbo, sino que trata sus últimas 48 horas de vida. El filme termina con su fallecimiento, usando de todas la tesis más típicas y obviando lo referente a conspiraciones políticas y otras tantas teorías. Acertadamente, nos muestra en este biopic la antesala al desastre y, conforme avanza, cómo era Pasolini, sus inquietudes, sus pensamientos, su vida y su trabajo. Por lo tanto, conocemos al artista y su mundo, dejando a un lado todo lo que otros títulos biográficos hubieran tomado para atraer al espectador de forma más simple, con temáticas como la muerte y la política, tan presentes en la vida del cineasta italiano.

Willem Dafoe Dafoe consigue meterse en la piel de Pasolini, física y psicológicamente. Pasolini y su visión del cine, distan completamente de la de cualquier director o actor estadounidense, influenciado por el Neorrealismo italiano.

En resumen, ‘Pasolini’ es una película llena de simbolismos, que huye de los tópicos usados en las narraciones biográficas. Sin embargo, carece de continuidad narrativa entre unas escenas y otras, cambiando continuamente de tema. Es como si de un sueño se tratara, con momentos concretos de sus últimas 48 horas.

Lo mejor: no ha tomado el camino fácil de cualquier biopic.

Lo peor: lenta y sin continuidad narrativa.

Comentarios

Te puede interesar
Vuelve La Casa de Papel, una serie única en su especie
#GuggenheimBilbaoLive destacada
¡#GuggenheimBilbaoLive durante su cierre temporal!
La Hija de un Ladrón, llega hoy a las plataformas digitales
Adiós: el descarnado thriller de Mario Casas, ya en DVD, blu-ray™, Alquiler y venta digital

Deja un comentario