Home > Estrenos > Críticas > ‘El libro de la Selva’: apabullante actualización del clásico

‘El libro de la Selva’: apabullante actualización del clásico

El libro de la selva destacada

Cartel de El Libro de la Selva

Sigue la historia de Mowgli (Neel Sethi), un niño al que cría una manada de lobos en la selva, y que se embarca en un fascinante viaje de autodescubrimiento cuando se ve obligado a abandonar el único hogar que ha conocido en toda su vida. Nueva adaptación de la novela de Rudyard Kipling.

En los últimos años, en Hollywood escasean las historias originales. Las adaptaciones, secuelas,precuelas, remakes y reboots campan a sus anchas, muy a menudo víctimas de la falta de chispa, de alma, de una razón de ser más allá de amasar fortunas.

Por suerte, en todo pajar se puede encontrar una aguja, y en lo que llevamos de 2016 ésta es, sin duda, la espectacular, divertida y vibrante ‘El Libro de la Selva’.

El nuevo trabajo de Jon Favreau (también el mejor hasta la fecha) abunda en virtudes, que van desarrollándose conforme avanza el (ajustado) metraje.

Estamos ante la aventura más impresionante en el apartado visual desde ‘Avatar’ donde, además, el 3d luce tan magnífico y absorbente como la exuberante selva digital donde el joven Mowgli lucha por encontrar la mejor versión de sí mismo.

El fotorealismo de la cinta hace imposible distinguir lo que es real de lo que (sabemos, pero no percibimos) no: el zoo animado merece un apartado aparte, sobre todo en la excelente recreación de Baloo, Bagheera y Shere Khan.

Pero la principal y celebrada diferencia de ‘El Libro de la Selva’ respecto a otros Blockbusters de Disney, aledaños y semejantes es que tiene una historia que contar.

Ya la conocíamos, cierto, pero el cineasta artífice de ‘Iron Man’ se las arregla para que resulte fresca, entretenida, emocionante y respetuosa con la audiencia.

Las cosas no ocurren porque sí, ni son una sucesión de escenas cual pantallas de videojuego, armadas con el único pretexto de alcanzar el consabido clímax.

Sin prisa, Favreau cuenta la historia de Mowgli (Neel Sethi, derroche de naturalidad, perfectamente integrado en el entorno digital) en su viaje de autoconocimiento, sacándose de la manga unas cuantas tomas épicas, majestuosas y trepidantes que bien valen cada euro de la entrada.

El espíritu de la obra de Kipling y el clásico animado de Disney no sólo están intactos, sino que reciben una brillante y satisfactoria actualización plenamente justificables.

Padres e hijos la disfrutarán por igual: unos reencontrándose con su infancia y riendo con los jugosos chascarrillos de Baloo (eso, Mowgli, se llama Propaganda), otros descubriendo por primera vez una obra de peso adaptada con tino para las nuevas generaciones.

Agárrense a la liana… este libro da gusto leerlo.

Lo mejor: en esta ocasión, hay mucho más que un espectáculo visual.

Lo peor: nada que merezca el adjetivo.

Os dejamos con el spot televisivo con un fragmento de la crítica de Noche de Cine:

Un remake de lo más justificado, amigos. Pero si aún no estáis de acuerdo en esto, desde Paramount Channel nos dan unas cuantas razones de peso para el retorno de Mowgli a la gran pantalla.

Comentarios

Te puede interesar
Primer clip de ‘Firebrand’, con Jude Law y Alicia Vikander
Prime Video desvela el tráiler oficial de la temporada final de Jack Ryan de Tom Clancy
¡Cowabunga! ¡No te pierdas el nuevo tráiler de Ninja Turtles: Caos Mutante!
Este viernes se estrena solo en cines The Boogeyman

Deja un comentario