Home > Estrenos > Críticas > ‘xXx Reactivated’: el sueño húmedo de Andrés Pajares

‘xXx Reactivated’: el sueño húmedo de Andrés Pajares

Póster en español de xXx Reactivated destacada

Póster en español de xXx Reactivated

La tercera y explosiva entrega de la taquillera franquicia seguirá las aventuras del deportista extremo convertido en agente del gobierno, Xander Cage, quien en esta ocasión, sale de su auto impuesto exilio para seguirle la pista al autoritario y peligroso guerrero Xiang en una carrera contrarreloj por intentar recuperar a toda costa un arma siniestra y al parecer imparable conocida como “La Caja de Pandora”.

Tras rodearse de un equipo nuevo de cohortes tan sedientos de adrenalina como él, Xander se ve envuelto en una letal conspiración en la que todo parece indicar que se trata de una confabulación de las más altas esferas de gobierno del mundo.
En algún momento de su carrera, Vin Diesel decidió que lo suyo no era interpretar (y sus primeros trabajos en ‘El informador’ y ‘Salvar al soldado Ryan’, demuestran que algo sabe del tema), sino convertirse en la encarnación cinematográfica del Macho Alfa.

En ocasiones con mayor fortuna (su estimable Toretto de la saga Furious), en otras ni fu ni fa (el hermético Kaulder de ‘El último Cazador de Brujas’) y aquí, como el deportista extremo/poligonero/chuloputas (con perdón a las meretrices) Xander Cage, exhibiendo todo lo peor de lo peor de la ‘marca Diesel’, el bueno de Vin se ha labrado su carrera.

‘xXx: Reactivated’ no es una película.

Como mucho, el delirante sueño húmedo de Pajares y Esteso, si los hados de Hollywood les dieran una ristra de millones que gastar en tonterías y, además, imperara la época del casposo destape.

Xander Cage no es un héroe, ni un santo, ni un militante activista. A él no le importa el mundo. Le importa fardar, camelarse a las ‘pibitas’ y demostrar, una y otra vez, que a vacilón y puto amo no le gana nadie. Si se lleva cualquier concepto de película por delante en el proceso, todos debemos comprender que aquí manda su po…

El tardío retorno quiere emular a la milmillonaria saga Furious, alumbrando una nueva familia de inadaptados para combatir el ‘Mal más tonto de las últimas décadas’, en torno al Machote y su apestoso abrigo de Kraven El Cazador; un grupo de flipados (no se me ocurre adjetivo mejor, aparte de descerebrados) cuyas presentaciones son tan estúpidas como las que padecimos en la reciente ‘Escuadrón Suicida’.

Uno a uno, los comparsas del papichulo se empeñan en demostrar que si estos son los salvadores del mundo, mejor que se vaya al carajo: un Dj infiltrado, un experto en darse toñas con el coche, una listilla, dos macizas de armas tomar…

En fin, bustos parlantes de importancia cero y carisma menos que cero, contra una amenaza que ríete tú del Rayo Mortal del Doctor Maligno y un comandante al que, cualquiera con dos dedos de frente, no le dejaría ni irse de sentada con Manuela Carmena.

El único (y mínimo) interés radica en las acrobacias de Donnie Yen, que sabe sacar partido a sus portentosas cualidades para las artes marciales. Aunque sus líneas de diálogo no se salgan del macarreo generalizado de neurona viajera de este grupito de ‘claro que sí, guapi+ que te meto, leche’.

El Paquirrín con esteroides y espíritu de José Luis Torrente se va de Ruta del Bakalao worldwide con su cuchipandi, destrozando en el camino la maltrecha carrera de Dj Caruso, alicatando otro mal papel de Samuel L. Jackson, enterrando una saga que debió morir nada más nacer y certificando que Neymar Jr. apenas se las arregla para decir que la M con la A es ‘Ma’. Para la próxima entrega, formará un grupo de debate con Cristiano y Messi, moderado por Jorge Javier Vázquez.

La peor cosa de acción con ínfulas comerciales desde… la última de Uwe Boll, supongo.

Lo mejor: Donnie Yen dando caña.

Lo peor: si disponéis de una semana, lo enumero.

Comentarios

Te puede interesar
‘Midway’, bravatas de vaqueros
Nuevo tráiler de la legendaria guerrera china Mulán
Maléfica: Maestra del mal, llega en formato digital el 7 de febrero y en DVD y Blu-ray™ el 19 de febrero
‘Midway’: destrucción sin contenido

Deja un comentario