Home > Estrenos > Críticas > ‘Spider-Man. Homecoming’: por fin, amigo y vecino

‘Spider-Man. Homecoming’: por fin, amigo y vecino

Cartel final en español de 'Spider-Man: Homecoming'

Un joven Peter Parker/Spider-Man (Tom Holland), quien hizo su sensacional debut en Capitán América Civil War, comienza a experimentar su recién descubierta identidad como el superhéroe Spider-Man. Después de la experiencia vivida con los Vengadores, Peter regresa a casa, donde vive con su tía (Marisa Tomei). Bajo la atenta mirada de su supervisor Tony Stark (Robert Downey Jr.) Peter intenta mantener una vida normal pero irrumpe en su rutina diaria el nuevo villano Vulture (Michael Keaton) y con él, lo más importante de la vida de Peter se verá amenazado.

Fuera del paraguas del UCM, el Trepamuros ha tenido buenos momentos (‘Spiderman’), momentazos (‘Spiderman 2’), no tan buenos momentos (‘Spiderman 3’) y muy malos momentos (‘The Amazing Spiderman: el poder de Electro’).

Hasta la aparición de Tom Holland en ‘Civil War’, bajo el control creativo de Marvel, Peter Parker y su álter ego buscaban una película fiel a su insigne referente comiquero.

Pues bien, contra todo pronóstico (cada vez es más difícil sorprender en el saturado campo de las capas y mallas), la Casa de las Ideas vuelve a dar en el clavo.

‘Homecoming’ no inventa absolutamente nada, pero se las arregla para integrarse perfectamente en el UCM y, a la vez, construir una sólida aventura de orígenes que clava el tono de las viñetas (es la cinta con mayores dosis de fan service), en un interesante y jovial reinicio repleto de hilarantes momentos y acción a raudales.

Tom Holland disfruta como un niño en la piel del joven Peter, luchando por sobrevivir al instituto y, a la vez, descubrir su condición de héroe.

Más cerca de una (buena) comedia adolescente que de las graves aventuras de Raimi, o las ñoñas firmadas por Marc Webb, la cinta de Jon Watts acierta de pleno añadiendo personajes (el mentorTony Stark sin ultraprotagonismo, Jon Favreau como el mejor Happy Hogan, la vuelta de Gwyneth Paltrow, la nueva Tía May, los amigos de Peter, y un villano de altura, en la piel del siempre solvente Michael Keaton), habilidades y situaciones que se fusionan para que el espectáculo no decaiga en ningún momento, y al terminar celebremos el regreso a casa de nuestro amigo y vecino.

La sensación de júbilo y alegría por el retorno del hijo pródigo se extiende durante todo el metraje (que arranca con desparpajo y genialidad y omite/obvia la tragedia del Tío Ben, en pos de un nuevo origen del héroe), apoyada en la festiva banda sonora de Michael Giacchino y la andanada de ocurrencias del libreto de John Francis Daley y Jonathan Goldstein.

Salvo alguna concesión a las cuotas que cabreará a más de un fan, y monigotes digitales inexplicablemente mal acabados, ‘Homecoming’ es ya la mejor película del arácnido, junto a la segunda de Raimi.

Esperemos que Sony mantenga el acuerdo con Marvel por muchos años, y el destino de Tigre, May y los demás esté unido al ya extenso universo cinematográfico del capi y compañía, donde pueda desarrollarse sin necesidad, cada x años, de marear la perdiz y reinventarlo todo.

Lo mejor: este Spidey sí es Spidey.

Lo peor: el acabado digital canta más de lo esperado.

Comentarios

Te puede interesar
‘Valerian y la ciudad de los mil planetas’: todo un espectáculo
not_17_autocine-carrusel
Este verano vive el cine de forma diferente en el Autocine
not_17_elcastillodecristal-carrusel
‘El castillo de cristal’, la historia de amor del año, llegará en octubre
not_17_theritual-carrusel
Prepárate a pasar miedo con ‘The Ritual’

Deja un comentario