Home > Estrenos > Críticas > ‘Una receta familiar’, delicias orientales

‘Una receta familiar’, delicias orientales

Masato, un joven chef de ramen, deja su ciudad natal en Japón embarcándose en un viaje culinario hacia Singapur para encontrar la verdad sobre su pasado y su familia. Durante esa deliciosa odisea, Masato descubrirá los secretos de sus ancestros, suculentas recetas y mucho más.

Resulta curioso apreciar que en el mundo de la cocina profesional, muchos de sus grandes chefs, al acabar la jornada, acudan a visitar otros locales de restauración para tomar algo y desconectar. E incluso, llegar a las tantas al hogar y ponerse a trastear con los cacharros en la cocina para recuperar un sabor, un aroma o una receta ancestral. El mundo del cine nos ha ofrecido suficientes ejemplos que hasta un pequeño ratoncito puede hacer saltar las lágrimas del comensal más exigente.

‘Una receta familiar’ va de eso precisamente. De llenar el alma de sabores tradicionales. De buscar las raíces y de recuperar la familia desunida por odios antagónicos. Es una historia culinaria con tintes de melodrama, que homenajea a la tradición de esos mismos cocineros que obsesionados con sus platos terminan en el restaurante de al lado en busca de inspiración. O sencillamente beben para olvidar o superar la tensión diaria

Su director, Eric Khoo, aprovecha la experiencia de su anterior trabajo “cine-culinario” titulado como su propio plato ‘Wanton Mee’ (sobre la historia de platos de puestos de comida local callejera), y desarrolla en ‘Una receta familiar’ la búsqueda de la identidad entre los recuerdos, las distancias culturales de dos países como Japón y Singapur, o la reunión familiar en torno a la cocina.

Durante el viaje Masato (interpretado por Tukumi Saito), gracias a las pertenencias del padre, va reconstruyendo una historia familiar disgregada, uniendo los platos más tradicionales de ambos países, el ramen y bak kut teh, logrando mantener la memoria viva en cada cuenco de ramen teh (que es su título original).

‘Una receta familiar’ utiliza ingredientes muy sugerentes y agradecidos. Es un viaje a las cocinas del exótico oriente. Trata de una historia de reconciliación familiar separada por dos culturas. Habla de internet y los cada vez más numerosos blogs de viajes gastronómicos. Todo ello aderezado con dosis narrativas y planos a mitad de camino entre el documental, el anime y el melodrama. Se gana al público por el estómago de una identidad cultural.

El sentimiento de honrar todo un legado como es la comida, el perdón y la aceptación, u ofrecer a los comensales los mejores ingredientes con los que se prepara el amor por los platos, son los principales aderezos de este bonito y agradable viaje gastronómico.

Ese regusto sobre lo efímero de la vida y las desgracias personales pueden quedar superados a golpe de ramen de las recetas de la abuela.

Lo mejor: el interesante e instructivo viaje por esos pequeños y anónimos fogones que casi se puede oler en la sala, muy valioso no sólo para cocinillas gourmets.

Lo peor: que se disfrute con el estómago vacío y con lágrima un tanto fácil.

Comentarios

Te puede interesar
Cartel de ‘Animales fantásticos. Los crímenes de Grindelwald’ destacada
‘Animales fantásticos. Los crímenes de Grindelwald’: cajón (de)sastre
‘Alegría Tristeza’, dolor desesperado
Póster de 'Juliet, desnuda' destacada
¡Primer póster en español de ‘Juliet, desnuda’!
Póster de Dumbo destacada
El nuevo tráiler de ‘Dumbo’ ¡es bellísimo!

Deja un comentario