Home > Estrenos > Críticas > ‘Van Gogh de los campos de trigo bajo cielos nublados’, mirada al infinito

‘Van Gogh de los campos de trigo bajo cielos nublados’, mirada al infinito

Retrato de la figura de Vincent van Gogh a través de la herencia de la mayor coleccionista privada de su obra: Helene Kröller-Müller, la mujer que consagró su vida al arte de Van Gogh y contribuyó a hacerlo eterno. Fue ella quien a principios del siglo XX se hizo con casi 300 de sus obras, pinturas y dibujos.

Comentaba hace unos días el responsable de unos emblemáticos cines de la famosa calle madrileña de Fuencarral, pues acaban de celebrar su 75 aniversario (enhorabuena desde Noche de Cine, tiene mucho mérito no haber acabado vendiendo ropa de alguna franquicia internacional), que de no ser por reciclar sus contenidos no habrían podido superar la enésima crisis del sector cinematográfico. La búsqueda de nuevos formatos, tecnologías, y sobre todo llevar a la gran pantalla acontecimientos visuales como espectáculos de ópera, ballet, conciertos o incluso documentales, con un nivel de detalle y sonido espectacular, ha abierto una nueva manera de entender el ocio y la cultura en la gran pantalla. Un hecho que las distribuidoras han sabido aprovechar para ampliar su oferta de catálogo, como es el caso de A Contracorriente Films.

‘Van Gogh de los campos de trigo bajo cielos nublados’ es el curioso título del documental perteneciente al ciclo “Los grandes del arte en el cine” inaugurado para esta misma temporada, y por el que han desfilado y lo harán artistas de la talla de Caravaggio, Picasso, Bernini, Monet, Degas, Leonardo da Vinci, Klimt & Schiele y Rembrandt.

En esta ocasión, es el pintor neerlandés Vincent van Gogh el principal reclamo del documental, gracias a Helene Kröller-Müller, una de las primeras personas en reconocer el talento del artista que aglutinó la mayor colección privada del autor. A principios del siglo pasado, reunía más de 300 obras, pinturas y dibujos, consagrando su vida a hacer eterno el arte de Van Gogh. Muestra de ello es el impresionante Museo Kröller-Müller (anclado en el Parque Nacional de Hoge Veluwe), al que ha tenido acceso la cámara del director Giovanni Piscaglia para degustar los magníficos planos detalle de la obra del pintor.

La actriz italiana Valeria Bruni Tedeschi sirve de guía en este viaje pictórico por los últimos años del artista. Los expertos testimonios de Marco Goldin, como comisario de la exposición permanente, y los de Eva Rovers, como biógrafa de la adinerada mecenas, revisan a conciencia cuadros y bocetos, cartas manuscritas, así como la influencia de los lugares en los que residió.

‘Van Gogh de los campos de trigo bajo cielos nublados’ es un documental muy completo, interesante e instructivo. Permite acercarnos a la obra casi al milímetro. Además enseña cómo se tratan las piezas de arte desde el punto de vista museístico; desde la custodia, la preparación, el transporte, la exposición o la restauración, y su conexión con el conjunto de la obra.

Es una maravilla poder apreciar las pinceladas de estos cuadros en la gran pantalla con un nivel de detalle increíble, mientras se interpreta la desdicha y la grandeza del autor. Un pintor impresionista, que con la viveza y fuerza colorista de sus retratos y paisajes, anhelaba en cada trazo afecto, reconocimiento y respeto, buscando el infinito.

Lo mejor: es un documental que sacia y despierta un mayor interés por el autor, rodado con mimo hacia los dos protagonistas, Vincent y Helene.

Lo peor: ese amargo sentimiento que deja la incomprensión del autor, sobre todo cuando no ha vendido nada en vida y es uno de los más cotizados del mundo del arte.

Comentarios

Te puede interesar
Netflix presenta el tráiler de Parchís: el documental, la banda española que hizo historia
Póster de Cibeles de Cine destacada
¡Vuelve ‘Cibeles de Cine’!
‘Men in Black: International’, mujeres y hombres de negro
‘Tolkien’, el significado de las palabras

Deja un comentario