Home > Estrenos > Críticas > ‘Escape Room’, juego de engaños

‘Escape Room’, juego de engaños

Seis desconocidos se ven involucrados en una situación que escapa a su control y deberán hacer uso de todo su ingenio para averiguar las pistas o morir.

De un tiempo a esta parte los juegos de rol han evolucionado mucho más allá de los tableros y las partidas organizadas tanto en reuniones caseras con las amistades como en las tiendas específicas donde venden estos productos y derivados. Tal vez la necesidad de compartir simulacros de aventuras reales y descargar adrenalina con todo tipo de aliados para formar equipo y salir airosamente del embrollo, sea uno de los principales atractivos de este tipo de espectáculos. El resultado es que, a tenor de la demanda, han proliferado sustancialmente este tipo de eventos que permiten vivir supuestas y controladas situaciones límite al grupo de participantes.

‘Escape Room’ es un ejemplo de esta realidad interactiva. Un edificio preparado con diferentes estancias para someter al personal, inscrito de manera voluntaria, a pruebas de inteligencia, audacia y algo de acción, para lograr los objetivos y salir de sus salas durante un tiempo limitado. Pero ¿qué pasa cuando se rompen las reglas de este ocioso pasatiempo?

Adam Robitel (‘Insidious: La última llave’, ‘The Taking’), es un joven director que apunta hacia el cine de terror, y que en el caso de ‘Escape Room’ ha suavizado su contenido para experimentar más con el suspense, la acción y el drama. El guión de Maria Melnik y Bragi F. Schut, basado en la historia de este último, encierra a seis personajes muy diferentes en un laberinto de acertijos, donde el juego inicial va transformándose en una enigmática pesadilla.

Taylor Russell, Logan Miller, Jay Ellis, Tyler Labine, Deborah ann Woll, Nik Dodani, interpretan al grupo de sagaces participantes, que optan al premio de una sustancial recompensa económica. Una estudiante introvertida, un reponedor, un broker prepotente, un camionero, una ex-militar, y un friqui de los escapismos, componen el dispar grupo de cerebritos en apuros. Todos conviven con sus demonios personales, y en conjunto actúan con un buen resultado en la pantalla.

‘Escape Room’ es una película de bajo presupuesto que funciona y supera las expectativas iniciales, hasta tal punto de iniciar saga del género. Es un tanto claustrofóbica, vertiginosa, y frenética, a partes iguales. Sabe mantener el misterio y domina el suspense sin llegar al punto macabro tipo ‘Saw’. Juega sutilmente con el engaño y recuerda más a otras opciones como ‘Cube’ o a ‘La cabaña en el bosque’.

‘Escape Room’ es una interesante propuesta tanto para seguidores de Holmes y Watson, como para ludópatas de puzles y rompecabezas (también en el sentido literal), que llevan al límite sus vidas por amor a los juegos de rol, aunque a veces las normas puedan salirse de madre.

Lo mejor: la buena combinación de ingredientes que utiliza sin llegar a empachar, y el inesperado giro del enfoque argumental que desarrolla.

Lo peor: que pueda caer en el saco de una más de tantas.

Comentarios

Te puede interesar
‘Ad Astra’, los sacrificios de la humanidad
‘Downton Abbey’, los albores de la modernidad
El Rey León llega en formato digital el 7 de noviembre y en DVD y Blu-Ray el 20 de noviembre
Hoy nos cuentan como es un día perfecto en ‘Zombieland: mata y remata’

Deja un comentario