Home > Estrenos > Críticas > ‘La espía roja’, secretos del pasado

‘La espía roja’, secretos del pasado

Joan Stanley es una encantadora anciana que jamás ha levantado ningún tipo de sospecha… hasta que una mañana agentes del MI5 llaman a su puerta para llevársela detenida. Ha salido a la luz uno de los mayores casos de espionaje del KGB y Joan es una de las sospechosas. Durante el interrogatorio Joan vuelve a los años 30, cuando estudiaba Física en Cambridge y se enamoró de un joven comunista, Leo Galich, el mismo que tiempo después, durante la II Guerra Mundial, le puso ante una difícil encrucijada: elegir entre traicionar a su país o salvar al mundo de una catástrofe nuclear.

Es curioso el talento de los grandes actores en esa madurez interpretativa, capaces de asombrar al espectador con una mínima mueca. Le pasaba al gran Paul Newman en ‘Camino a la perdición’, como le sucede a esta magnífica Judi Dench en el papel de reparto de ‘La espía roja’. Una anciana que reside en un barrio acomodado londinense guardando celosamente secretos compartidos del pasado.

Trevor Nunn da el salto de la pequeña a la gran pantalla con esta historia inspirada en los hechos reales sobre la detención de una abuelita acusada de espionaje. También este gremio tiene el derecho a una jubilación plena y digna que más allá de pasar por el plomo de una bala. El guion de Linsday Shapero va desgranando mediante flashbacks -mayo del 2000 en Londres-, cómo una joven científica se forma a mediados del siglo pasado en la universidad de Cambridge. Mientras, flirtea y se adentra en un grupo estudiantil de jóvenes comunistas, descubriendo el amor y el dilema que puede enfrentar la pasión interpersonal a la veneración por los ideales.

‘La espía roja’ es en esencia una película con tintes biográficos, dramáticos y romántica. No se trata de una cinta de acción del tipo Bond, sino de personajes, más del corte de ‘Descifrando Enigma’. El peso interpretativo recae en la joven Joan, Sophie Cookson (ambas entregas de Kingsman, ‘Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina de hielo’), y secundariamente en la anciana Judi Dench dentro de la piel del mismo personaje.

En ese mundo de universitarios idealistas que quieren salvar el mundo con una nueva civilización, Tom Hughes (el próximo ‘Corto Maltés’, ‘Una cuestión de tiempo’, ‘Cruce de destinos’), representa el espíritu del camarada Leo, un joven comprometido en “la edad de la rebeldía, la edad de la locura”. Stephen Campbell Moore (‘Adiós Christopher Robin’, ‘Una buena receta’, ‘En compañía de extraños’), cierra el triángulo amoroso en el papel de un científico inmerso en plena carrera por la obtención de la bomba nuclear para su gobierno británico.

‘La espía roja’ es una interesante historia sobre confidentes reales con crisis existenciales entre lo debido y lo correcto para con su país. Personajes anónimos y silentes que, después de tanto tiempo, justifican sus hechos con el convincente argumento de que, gracias a compartir sus secretos, ha existido un periodo de paz duradero. 50 años sin soltar una bomba atómica por parte de algún descerebrado y el logro de evitar la aniquilación total, aunque no las continuas amenazas con las que todos hemos convivido. Política y ciencia que no siempre saben ir de la mano.

Lo mejor: Judi Dench, roba el protagonismo al resto de elenco, y la perplejidad del mundo, incluido su propio hijo, al descubrir tamaño embuste.

Lo peor: que pueda aparentar cierta languidez en tamaño conflicto.

Comentarios

Te puede interesar
El Rey León, la película Disney más taquillera de nuestro país, ya está disponible en DVD, Blu-Ray y steelbook
Fast & Furious: Hobbs & Shaw lucen con su furia en sus ediciones físicas
‘Frozen II’, corazón de hielo
‘Adiós’, frágil despedida

Deja un comentario