Home > Estrenos > Críticas > ‘Los días que vendrán’, sin trampa ni cartón

‘Los días que vendrán’, sin trampa ni cartón

Vir (30) y Lluís (32) hace solo un año que salen juntos, cuando descubren que están “embarazados”. Durante 9 meses, seguiremos la aventura de esta joven pareja barcelonesa, el giro enorme que dará su vida, sus miedos, alegrías, sus expectativas y las realidades que, durante su embarazo, crecen ante ellos.

Una de las experiencias más enriquecedoras y difíciles de encajar por las que pasa la inteligencia del ser humano es la de engendrar vida. No hay manual de instrucciones al respecto que se adapte a las ideas, sentimientos, conocimientos y circunstancias de cada uno. Por suerte o por desgracia no hay dos personas iguales en este mismo mundo. Y si hablamos de tener un bebé en pareja, las opciones se multiplican aún más.

Carlos Marques-Marcet tras su debut en la dirección de ‘10.000 km’, donde describía la relación de una joven pareja en la distancia, abordó en su segunda película, ‘Tierra firme’, las necesidades que el reloj biológico va despertando en sus protagonistas. Este tercer trabajo, ‘Los días que vendrán’, aporta el singular testimonio sobre la evolución de la pareja durante los nueve meses de embarazo previos a tener en los brazos a su bebé.

Bajo la apariencia de un pseudo-documental, la pareja de actores en la vida real María Rodríguez Soto y David Verdaguer, se pusieron en manos de Marques-Marcet, para simular la ficción de cómo encajar los nuevos tiempos en una pareja con sus pertinentes dudas. Aprovechando la gestación real, Clara Roquet, Coral Cruz y el propio director iban escribiendo un guión ficticio sobre la transformación tanto individual como conjunta para afrontar esta nueva realidad.

El auténtico valor de acompañar a sus protagonistas en esta genuina aventura sobre una base de ficción sirve de manera aleccionadora para describir cómo se van amoldando las circunstancias al perfil psicológico de los futuros padres. Miedos, esperanzas, deseos y anhelos van despertando y evolucionando en la intimidad de la convivencia para transformarse en los instintos que nos hacen salir a flote ante situaciones nunca vividas.

Al igual que su primer trabajo, Carlos Marques-Marcet define ‘Los días que vendrán’ como una “home movie” de personajes. Los actores, además de pasar por la misma experiencia del embarazo real, están acompañados por sus familiares que, junto al material gráfico recuperado de antaño presta un valor casi documental a la película, lo que facilita una interpretación más fluida, estrecha y personal.

‘Los días que vendrán’ no tiene trampa ni cartón, sino otra visión conceptual de cómo contar un relato cinematográfico que se nutre de una circunstancia concreta y que sirve a modo de eficaz legado para sus mismos intérpretes como para cuantos pasen, pasaron o pasarán por similar capítulo en esta escuela de vida. 

Lo mejor: el glamur de andar por casa y compartir todos esos pequeños pero brillantes momentos que se pueden producir en la intimidad de la pareja en estado de buena esperanza.

Lo peor: que no se reconozca lo suficiente el trabajo aportado a esta distinta manera de narrar, donde realidad y ficción van juntas de la mano pero paralelas en las vidas de protagonistas y sus actores.

Comentarios

Te puede interesar
‘Toy Story 4’ ¡en tu casa desde el 11 de octubre!
Una imagen de Living with yourself destacada
Doblete de Paul Rudd en ‘Living with yourself’
‘Infierno bajo el agua (Crawl)’ : Alexandre, y poco más
‘Historia de un matrimonio’ ¡estrena pósteres!

Deja un comentario