Home > Estrenos > Críticas > ‘Apollo 11’, una clase de historia

‘Apollo 11’, una clase de historia

A través de material exclusivo en 65 mm facilitado por la NASA y filmado hasta en 8K para la producción de esta película, descubre una visión hasta ahora inédita, de la misión Apolo 11 que llevó justo hace 50 años al ser humano a la Luna. Una gesta épica que unió a la humanidad.

Gracias a la ficción cinematográfica tenemos tan asumidos los viajes espaciales que no somos conscientes de la realidad. Desde Méliès, hasta la misma saga de Star Wars, los cineastas han fantaseado con uno de los grandes sueños de la humanidad como es conquistar el espacio. Muchos ejemplos son los que pueden venir a la memoria, hasta el punto de crear un género en sí mismo.

Justo cuando se cumple medio siglo desde la primera llegada del hombre a la Luna, y tras 15 años de producción, llega este impresionante documental que describe con pulcra exactitud las vivencias de ese viaje espacial.

Desde que la antigua URSS lanzara el primer satélite espacial y a la perrita Laika en 1957, y el inicio de la carrera espacial norteamericana con el Programa Apollo en los 60, los fracasos en vidas humanas y los éxitos de las distintas misiones han contribuido a elevar la mano de la civilización más allá del firmamento.

El documentalista Todd Douglas Miller y su equipo trabajaban en un nuevo proyecto para la NASA cuando se encontraron con una ingente cantidad de material gráfico (película en gran formato de 65 mm), y sonoro (más de 11.000 horas de audio), sin procesar en los Archivos Nacionales del gobierno americano, que hizo que el proyecto adquiriera una nueva envergadura de 15 años para su tratamiento. En esa laboriosa preparación de re-escanear las imágenes y adaptarlas a resoluciones de 8K, incorporar los audios en la mayor parte de testimonios documentales sin sonido, y reformular la épica historia a tal y como transcurrió, está la clave para entender la valía de este descomunal puzzle convertido en narrativa cinematográfica.

El resultado es una auténtica joya para los sentidos, una experiencia en la que el espectador va siguiendo la cronología del acontecimiento paso a paso, desde los preparativos iniciales días antes del despegue hasta el feliz regreso con cuarentena incluida. El primer paso en la gravedad de la Luna, la reentrada de la cápsula y su amerizaje, las conversaciones con los diferentes centros de control, el público expectante… Todo, no falta detalle, y con una calidad increíble. 

‘Apollo 11’ da sensación de proximidad, de viajar con los astronautas, de un seguimiento preciso, continuo y al instante… no parece que hayan pasado 50 años desde aquello. Es impecable.

Lo mejor: la calidad del documental en sí, de obligado visionado para quien quiera tomar conciencia de uno de los sucesos más importantes de la humanidad.

Lo peor: da la sensación de estancamiento al comprobar que en este tiempo transcurrido el sprint final se desvía hacia la carrera armamentística, por ejemplo.

Comentarios

Te puede interesar
‘Toy Story 4’ ¡en tu casa desde el 11 de octubre!
Una imagen de Living with yourself destacada
Doblete de Paul Rudd en ‘Living with yourself’
‘Infierno bajo el agua (Crawl)’ : Alexandre, y poco más
‘Historia de un matrimonio’ ¡estrena pósteres!

Deja un comentario