Home > Estrenos > Críticas > ‘Súper empollonas’, saber usar el cerebro

‘Súper empollonas’, saber usar el cerebro

En la víspera de su graduación, dos brillantes alumnas y mejores amigas se dan cuenta repentinamente de que deberían haber trabajado menos y disfrutado más. Decididas a no perder su última oportunidad antes de ir a la universidad, las chicas emprenden la misión de concentrar cuatro años de diversión en una sola noche.

La llegada de la época estival suele abrir un nuevo ciclo de la vida. Además de las renombradas y esperadas producciones que buscan hacer una gran taquilla a base del número de espectadores potencialmente ociosos, no pueden faltar las pelis de terror, las de bichos sanguinarios que nos hacen sentir incómodos a la hora del baño, las familiares de risa floja y alguna que otra de desmadre contenido acumulado durante el periodo que acaba de finalizar. Nada más oportuno para la legión de estudiantes que terminan sus estudios (ahora que ya no hay septiembre de  repesca poco importa el resultado para tener un tiempo libre), que verse identificados en ese espejo de juergas desmedidas.

Olivia Wilde, ha optado por ponerse detrás de las cámaras para dirigir su primer largometraje con un guion escrito por Katie Silberman junto a Emily Halpern, Sarah Haskins y Susanna Fogel, en el que sus protagonistas, dos magníficas alumnas con resultados sobresalientes, descubren que para ese viaje no eran necesarias tales alforjas. El resultado es una comedia fresca, brillante, emotiva y muy inteligente, la descripción de una divertida historia de verdadera amistad que no se queda en el desmadre habitual de este tipo de género cinematográfico.

En esa desbocada fauna estudiantil destacan las generosas interpretaciones de Kaitlyn Dever y Beanie Feldstein representando esa camaradería sincera y desinteresada, son tratadas como verdaderas frikis de las asignaturas y de la organización por el resto de compañeros. Ambas conectan y transmiten con sus papeles aportando geniales momentos divertidos, emotivos y extravagantes, sin necesidad de repetir cánones anteriormente vistos.

En esa vorágine festiva preuniversitaria están acompañadas por futuras promesas del cine como lo serán Molly Gordon, Billie Lourd, Skyler Gisondo, Noah Galvin, Diana Silvers, Mason Gooding, Victoria Ruesga, Austin Crute, Eduardo Franco y Nico Hiraga.

Sin necesidad de caer en la chabacanería, ‘Súper empollonas’ se revela como el resultado de crear un argumento ingenioso de tan solo 24 horas siguiendo de fiesta en fiesta a la pareja protagonista, para desquitarse por medio de esta “road party nocturna” de todos los excesos estudiados durante el instituto.

Con cierto aire similar a los “Infiltrados” de Tatum y Hill, pero con más perspicacia y sentimientos, ‘Súper empollonas’ usa el cerebro para hablar de esa amistad que se graba en la memoria para siempre, justo antes de virar el rumbo de sus propias vidas, en una última lección que ha de ser asimilada.

Lo mejor: la enorme sorpresa de no caer en los clichés de esas bobas películas de desmadres a la americana, sino que va mucho más allá, resultando hasta graciosamente educativa.

Lo peor: que su calificación por edades restrinja el verdadero trasfondo de la película a quienes puedan estar en esa misma etapa del ciclo de la vida.

Comentarios

Te puede interesar
‘Toy Story 4’ ¡en tu casa desde el 11 de octubre!
Una imagen de Living with yourself destacada
Doblete de Paul Rudd en ‘Living with yourself’
‘Infierno bajo el agua (Crawl)’ : Alexandre, y poco más
‘Historia de un matrimonio’ ¡estrena pósteres!

Deja un comentario