Home > Cine 2.0 > Cuentanos de ti > Eudald Font: pasión por la interpretación

Eudald Font: pasión por la interpretación

Una vez más en nuestra sección, tenemos el orgullo de traeros una entrevista estupenda, con el actor Eudald Font.

Un joven pero ya experimentado intérprete que, entre otros trabajos, ha debutado internacionalmente trabajando bajo la dirección de Jonathan Mostow en ‘Hunter’s Prayer’, pisado las tablas del teatro en ‘Forest’ de Pau Miró y participado en la reciente serie de Antena 3 ’45 Revoluciones’.

El actor Eudald Font

Sin más preámbulos, ¡a continuación la entrevista!

¿En qué momento supiste que querías ser actor?

Siempre recuerdo que de pequeño al ver películas en la tele notaba como un deseo a querer estar allí en la pantalla y vivir eso. Pero supongo que lo guardé como una sensación como de quién dice que quiere ser bombero o astronauta. Años más tarde, mientras estudiaba Magisterio Infantil, me apunté a teatro y allí sí que ya supe que no quería dejarlo nunca más.

¿Cuál es, para ti, el camino para conseguir la mejor interpretación?

Primero decir que hay distintos métodos o elementos que pueden organizar el trabajo y que a cada quien le funcionan unos y otros no. Hay que ir probando.

Seguido, decir que depende del tiempo de preparación del que dispongas, si se trata de una serie diaria por ejemplo, donde el tiempo apremia más, o de una película de alto presupuesto, donde se pueden preparar con más minuciosidad los personajes y las escenas.

Para mí es muy importante saberse muy bien el texto y tener un nivel de relajación/confianza adecuado. Esto te permite estar más disponible para lo que te ofrece el compañer@ y para poder dejarse sorprender por imágenes que inesperadamente nos vayan viniendo (cómo en la vida real). En definitiva  saberse el texto nos deja libres para “dejarnos modificar”.

Para preparaciones de personaje más complejas, para mí es muy importante conocerse bastante a uno mismo. Haberse escuchado mucho honestamente, tenerse bastante analizado. Tener claro qué cosas me hacen sentir me ayudará a poder estar ágil y vivo en escena. Saber qué palabras, situaciones, ambientes… funcionan de disparador en mí, me provocan. A la vez, está claro que también es un trabajo interesante crearse y visualizar previamente esos “disparadores”, que sean unos distintos los del personaje que los tuyos.

También creo que es muy útil y da buenos resultados organizar el trabajo o la creación del personaje a partir del cuerpo. He trabajado poco con ello, cuando he hecho construcciones corporales han sido más intuitivas, pero ahora estoy leyendo un libro que me está dando muchas herramientas, se llama “The Lucid Body”.

Al fin y al cabo, creo que el acto de interpretar, como mero acto, es algo que hacemos todos en nuestro día a día. Escuchar, hablar, sentir. Así que en definitiva diría que cada quién encuentre su manera de estar más presente y más vivo en escena y el resultado será bonito seguro.

Recientemente nos encontramos inmersos en la polémica por el estreno de ‘Joker’, donde incluso Warner Bros. se vio obligada a sacar un comunicado ¿qué opinión te merece todo esto? ¿Se está sacrificando el arte y las historias que contar, por no ‘molestar’ a nadie?

Creo que sí y es una pena porque como sociedad estas situaciones nos están infantilizando. Para mí las redes sociales pueden dar una sensación de comunión muy grande al tener un espacio dónde expresar tu opinión y ser visto y escuchado por miles de personas. Por una parte, esto puede ayudar a empoderarse, a no sentirse tan solo, a sentirse acompañado por gente que ni te conoce y vive en otro país, pero también ha ayudado a enfermar un poco más la sociedad. Es como una moneda de dos caras. Hay gente que de repente tiene “ataques de importancia” y cree que lo que él siente, piensa y opina es mucho más importante que lo que puedan pensar y sentir los otros y ahí, y en la facilidad para criticar y destruir con un solo tweet, está el problema.

Y el arte, tan subjetivo como es, es un gran perjudicado, porque todo el mundo se permite criticarlo si le hace sentir cosas incómodas. Lo difícil, supongo, es saber a quien escuchar y a quien no, porque parece que también se ha legitimado la mentira, y eso está conduciendo a una infantilización de la sociedad, ya que parece que necesitemos que otra gente, otros órganos nos digan qué podemos escuchar y qué no, qué podemos ver y qué no, qué podemos hacer y qué no. Como si fuéramos niños.

¿Recuerdas algún momento de tu carrera con especial cariño?

Nunca olvidaré el momento en que mi representante me llamó para decirme que me habían elegido para la película “Hunter’s Prayer”. Al ser un proyecto tan grande (estamos hablando de un presupuesto de 27M), al estar yo justo empezando y por el hecho de grabarme en casa y enviar el selftape, pensé a lo máximo llegaría a una supuesta segunda ronda presencial en Londres, pero no. Fue directo. De tal magnitud era lo que sentía y representaba aquello para mí, que incluso lo recuerdo como algo un poco paralelo a la realidad. Era mi primera película e iba a estar dos meses fuera rondando con Sam Worthington. Me me mezclaban sensaciones de gratitud, de recompensa por tanto trabajo duro sin remunerar y de “sí se puede”. No podía parar de llorar. Supongo que la intensidad de la emoción es lo que hace que recordemos más ciertos eventos.

El actor Eudald Font

 Abrirse camino siempre es difícil ¿qué consejo darías a los que están empezando?

Me gustaría decir que yo he tenido la suerte de tener unos padres que han podido pagarme los estudios y ayudarme económicamente los primeros momentos, así que pude invertir muchas horas en prepararme material, ir a castings, grabar cortos, etc. básicamente, en estar más disponible. Aunque más tarde también tuve que trabajar de azafato, de camarero, de profesor particular… trabajos lo más flexibles posibles.

A partir de ahí, que vean mucho cine, que vayan al teatro. Que hagan cortos, que se vean trabajar a ellos mismos, que se autoanalicen. Que no tengan miedo a “hacerlo mal”, que investiguen. Que sean amables con los compañeros, con los profesores, que hagan familia, ya que es un mundo complicado, competitivo y solitario. Que se sepan el texto. Y cuando piensen que ya se lo saben, que sigan estudiando porque cuando dicen acción todas las palabras tiemblan. Así podrán estar libres para jugar a la vez que trabajan, que es la gran recompensa de este trabajo, pasárselo bien trabajando.

Que tengan hobbies paralelos, que la vida no es sólo esto. Que al final hace falta bien poco para ser feliz. Estar vivo, tener agua corriente, no pasar hambre  y no estar en guerra ya es mucho.

Por otro lado ¿qué consejo profesional te han dado que nunca olvidarás?

¿No lo he repetido suficiente ya? Jaja “APRENDETE MUY BIEN EL TEXTO”. Siempre me imagino siendo profesor de teatro y repitiendo esto a diario. Y para mí no tiene nada que ver en hacerlo igual en cada toma o cada pase, no es para nada un elemento restrictivo. Para mí tiene que ver en poder sentirse libre para transitar por sitios distintos cada vez, sobre el mismo texto. Sólo cuando te sabes el texto realmente estás libre para jugar, dejarte sorprender y disfrutar. Y cuando disfrutas tú, la gente que te ve suele hacerlo también.

¿Qué género o géneros, como actor, te atraen más?

Las películas que yo he disfrutado más siempre han sido unos auténticos dramas, y por ahora, como actor también ese ha sido el género donde más he encontrado trabajo. Realmente me encantaría meterme más en películas de acción o comedia, creo que tiene que ser muy divertido y entretenido ir cada día a trabajar sabiendo que te vas a reír o que vas a estar en contacto con tanta adrenalina.

Hace poco, el gran Scorsese ha declarado que las películas de Marvel no son cine… ¿qué te parece esta opinión? ¿Un intérprete deja de serlo cuando trabaja en películas comerciales?

Creo que puedo entender su opinión, argumentando que lo que el entiende por cine son películas con más sensibilidad, con historias más profundas y elaboradas. Películas que beben directamente de la historia del cine y van más allá del puro entretenimiento. Entonces puede parecer que estas películas de superhéroes no estén ayudando a crear una conciencia en el espectador, que simplemente lo estén distrayendo un rato. Pero la realidad es que gran parte de la sociedad está interesada en el universo Marvel y DC. Yo sinceramente conozco poco este mundo, pero creo que sí que hay unos mensajes más o menos profundos de fondo.

De todas formas, creo que su crítica está más orientada en la manera de contar historias y con las millonadas de dinero invertido, que a la vez parece que estén pidiendo que nos fijemos más en si éstas películas hacen buena taquilla que en la historia que cuentan.

A nivel interpretativo, estoy seguro que para hacer estas películas se necesitan un tipo de habilidades muy concretas, conocer muy bien el medio. No creo que dejemos de ser intérpretes por actuar en películas más comerciales. De hecho, incluso en nuestras vidas, todos interpretamos distintos personajes a lo largo del día.

¿Qué piensas del auge de las redes sociales, te ayudan en tu trabajo? ¿Te afectan las críticas desde estos medios?

Realmente conozco poco si tiene mucha o poca influencia ya que no he estado presente en tomas de decisiones. Pero conozco muchos compañeros y compañeras, y yo mismo, que no tenemos un gran número de seguidores y vamos trabajando. Entiendo que parezca ser que si esa persona tiene más seguidores, atraerá más gente al cine. Pero nadie te asegura que esos seguidores sean consumidores de cine, ni de que incluso vivan en el mismo país. Hay varios ejemplos de ello. Al final, si la historia es buena, si está bien grabada e interpretada, la gente acudirá.

Y no, de momento no he recibido ninguna crítica. Solo mucho amor, especialmente desde América latina, por trabajos como “Relación Abierta” (Cortrometraje de Carlos Ocho) y por la serie de 45 Revoluciones, que ya está en Netflix. Quiero imaginar que si algún día recibo críticas, sabré tomármelo con gracia y quitarle relevancia.

Muchos actores manifiestan sus ganas por trabajar con ciertos cineastas ¿hay algún director o directora con el que quieras trabajar (y aún no lo hayas hecho)?

A nivel nacional tengo cierta devoción por Rodrigo Sorogoyen. Desde que vi su primera película vi que allí había algo diferente. Y después se ha ido confirmando. Aparte, combina dosis de suspense, drama y crítica al sistema y a las altas esferas que me encanta. Ya estoy esperando con muchas ganas que salga su serie sobre el cuerpo de antidisturbios.

Una pregunta que siempre hacemos a nuestros entrevistados ¿qué 3 cosas te llevarías a una isla desierta?

¿Estaría solo o acompañado? Jaja A ver, si estuviera solo, supongo que me llevaría una guitarra, un libro y una pistola. Cargada.

Para terminar ¿qué esperas de tu futuro profesional? ¿Algún proyecto del que nos puedas hablar?

Espero poder seguir trabajando anualmente, eso me haría muy feliz. También tengo muchas ilusiones puestas seguir abriéndome paso a nivel internacional, ya que me siento más vivo cuando trabajo y viajo a la vez.

Y sí, tengo papel en una nueva serie de Netflix que se va a empezar a rodar este noviembre, pero no puedo desvelar nada más.

Gracias 🙂

¡Hasta aquí la entrevista, amigos! Para nosotros ha sido una experiencia enriquecedora, y le deseamos a Eudald una carrera variada, sólida ¡y feliz!.

Comentarios

Te puede interesar
‘Madre’, instinto vital
Gana premios con el estreno, el 29 de noviembre, de Puñales por la espalda
Sonic aterriza en nuestro planeta, nuevo tráiler y póster
Primer tráiler y póster de Fantasy Island

Deja un comentario