Home > Estrenos > Críticas > ‘El Irlandés’: una vida pintada con sangre

‘El Irlandés’: una vida pintada con sangre

El irlandés destacada

Póster de El Irlandés

Frank Sheeran fue un veterano de la Segunda Guerra Mundial, estafador y sicario que trabajó con algunas de las figuras más destacadas del siglo XX. ‘El irlandés’ es la crónica de uno de los grandes misterios sin resolver del país: la desaparición del legendario sindicalista Jimmy Hoffa. Un gran viaje por los turbios entresijos del crimen organizado; sus mecanismos internos, sus rivalidades y su conexión con la política. Adaptación del libro «I Heard You Paint Houses», de Charles Brandt, a cargo del guionista Steven Zaillian (La lista de Schindler, American Gangster).

El tiempo pasa, para todos. 

Los más grandes, y los más pequeños. Los buenos y los malos. Los ricos y los pobres. 

El tiempo no sabe de status, y te tratará de acuerdo a las decisiones que tomes, y te definan.

En su película más personal, crepuscular, triste y madura sobre La Mafia y lo que le rodea, Martin Scorsese logra con ‘El Irlandés’, alumbrar un filme majestuoso. 

Durante décadas de convulsa historia norteamericana, repasa la vida del implacable y leal asesino Frank Sheeran, entretejida de relaciones con lo más granado del mundo del crimen, la política y todos sus satélites durante la segunda mitad del siglo XX. 

Con inspiración, oficio y maestría (templadas por la madurez, que cambia la mirada del director hacia ese ecosistema turbio, repleto de víctimas y verdugos que se mueven dentro y fuera de los resortes del poder, que ha explorado durante toda su carrera) Scorsese salta adelante y atrás en la vida de Sheeran, ayudado por las tremendas interpretaciones del magnífico trío formado por De Niro, Pacino y Pesci, los secundarios de lujo (Anna Paquin incluida, que no necesita decir ni una palabra para expresar emociones) el lúcido libreto de Steven (¡todos se llaman Tony!) Zaillian y, aquí sí, la magia de la tecnología de-aging. 

Con apenas peros, las versiones jóvenes, maduras y ancianas del elenco brillan en pantalla, aportando realismo al relato hasta su demoledor desenlace, que en apenas cinco minutos y un solitario rinconcito resume cómo puede ser el final, dependiendo de los caminos que tomes durante el viaje.

‘El Irlandés’ no es la mejor película de Scorsese. 

Tampoco estamos ante una obra maestra de punta a cabo, aunque sin duda no baja del notable y, a ratos, da sobresalientes golpes en la mesa.

Cada minuto del extenso metraje es un regalo, que resume y enmarca una carrera impecable. 

Sirve de trazo final al cuadro que el director pintó con ‘Uno de los nuestros’, ‘Casino’, ‘Infiltrados,’ Gangs of New York’, ‘Boardwalk Empire’ ‘ y demás joyas en su haber. 

Estamos ante una despedida del universo mafioso sincera, y el mejor homenaje y reconocimiento a actores de la talla de Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci (no olvidemos: si padecemos pelis malas de estos actores, es porque también hay que vivir. Pero dales los ingredientes adecuados…) y sólo por eso, Netflix merece nuestro eterno y cinéfilo agradecimiento. 

Lo mejor: el impagable trabajo de todos los intérpretes, y la dirección de Scorsese. 

Lo peor: alguna coreografía asesina hilarante y que no la veamos en todas las salas de cine. Todos merecen disfrutarla. 

Comentarios

Te puede interesar
‘Midway’, bravatas de vaqueros
Maléfica: Maestra del mal, llega en formato digital el 7 de febrero y en DVD y Blu-ray™ el 19 de febrero
‘Midway’: destrucción sin contenido
Ya podemos disfrutar del primer tráiler de Viuda Negra

Deja un comentario