Home > Estrenos > Críticas > ‘Especiales’, maltrato institucional para la gente buena

‘Especiales’, maltrato institucional para la gente buena

La historia de Bruno y Malik, dos amigos que durante veinte años han vivido en un mundo diferente: el de los niños y adolescentes autistas. A cargo de dos organizaciones sin ánimo de lucro, forman a jóvenes para que sean cuidadores de casos extremos. De esta forma crean una asociación excepcional, fuera de los entornos tradicionales, para unas personas extraordinarias.

La vida, en sí misma, ya genera suficientes dependencias e invalideces a lo largo de la existencia. Desde el mismo nacimiento hasta llegar con un poco de suerte a la ancianidad, ninguna persona es capaz de sostenerse por sí misma sin el apoyo de los demás. La familia, la sociedad, las instituciones y el estado han de procurar el bienestar de todos y cada uno de los miembros que componen dicho conjunto. Ahora bien, de la misma manera que la ciudadanía trata de disponer del mejor gobierno para todos, éste debería asegurarse de garantizar que sus conciudadanos tuvieran la suficiente valía como individuos con vidas merecedoras de ser cuidadas y disfrutadas en convivencia bajo el bien común. Con total independencia de las limitaciones que cada cual pueda soportar para sí y para sus seres más queridos.

Este inseparable tándem (‘C’est la vie’, ‘Samba’, ‘Intocable’), formado por los directores y guionistas Olivier Nakache y Éric Toledano focaliza su punto de atención narrativo en la película más social de su filmografía. Y apoyándose en el lema nacional patrio, realizan un discurso actualizado de lo que ha de representar la fraternidad en la época presente, la igualdad de oportunidades en la integración social, y finalmente la libertad para querer seguir trabajando para los demás.

Nakache y Toledano se han inspirado en asociaciones sin ánimo de lucro que continúan llevando la esperanza no solo a quienes padecen trastornos y deficiencias en la interacción sino también a los familiares que encuentran el límite de sus fuerzas en las instituciones legales.

‘Especiales’ contiene mucho drama entrelíneas y alguna simpática ilusión de comedia para aligerar en la medida de lo posible su texto. Pero sobre todo recalca la merecida crítica cuando los estamentos sanitarios oficiales quieren tirar por tierra el trabajo abnegado de algunas gentes buenas hecho con pasión y gran corazón. ¿Quién debería responder cuando una madre mayor se plantea la necesidad de marcharse para siempre de la mano de su hijo incapacitado por no poder desenvolverse en esta vida…?

Bajo el título original ‘Fuera de las normas’ el argumento hace hincapié en la labor diaria de asociaciones particulares como La voix des justes y La escala que dan cabida a proteger a frágiles autistas más allá de la sedación, de la fuerza y del dolor. Describe la experiencia de personajes como el de Vincent Cassel (‘Trance’, ‘Cisne negro’, ‘Promesas del este’), y Reda Kateb (‘El canto del lobo’, ‘Los caballeros blancos’, ‘Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!’), que pierden su identidad para ayudar a quienes tienen una vida sin capacidad para sentirla, y que son cuestionados por realizar labores que no quieren afrontar los demás.

‘Especiales’ puede resultar un tanto caótica, pero es que la realidad es tal cual, en el mejor de los casos. Es responsable y consecuente ante una problemática con muchos frentes, y sobre todo contra las incoherencias legales de una inspección ministerial. Sabe homenajear e infunde ánimo a aquellos que viven en esta confusa línea atrapados entre quienes pueden “sentirse encerrados, perdidos, aislados, violentos…” y cuantos se desprenden de su vida privada para lanzarse al vacío con amor y cariño. Muchos esfuerzos y pocos frutos para combatir la vulnerabilidad y la desesperación. Una dura lucha entre trabajar con el protocolo institucional u obrar con el corazón. Emotiva visión de la realidad social que por lo general no apreciamos en nuestras vidas diarias.

Lo mejor: dejarse llevar, y pensar que hay otras alternativas posibles que pueden tomar conciencia donde los problemas de la medicina y psiquiatría tradicional no terminan de solventar.

Lo peor: los múltiples frentes que plantea y la de vidas que quedan atrás por situaciones complicadas, sin saber aportar solución y extrapolables a cualquier entorno.

Comentarios

Te puede interesar
Vuelve La Casa de Papel, una serie única en su especie
#GuggenheimBilbaoLive destacada
¡#GuggenheimBilbaoLive durante su cierre temporal!
La Hija de un Ladrón, llega hoy a las plataformas digitales
Adiós: el descarnado thriller de Mario Casas, ya en DVD, blu-ray™, Alquiler y venta digital

Deja un comentario