Home > Estrenos > Críticas > ‘Especiales’: cine necesario

‘Especiales’: cine necesario

Póster de Especiales destacada

Póster de Especiales

Bruno y Malik son dos amigos que durante veinte años han vivido en un mundo diferente: el de los niños y adolescentes autistas. A cargo de dos organizaciones sin ánimo de lucro, forman a jóvenes para que sean cuidadores de casos extremos. De esta forma crean una asociación excepcional, fuera de los entornos tradicionales, para unas personas extraordinarias.

En todas las sociedades presuntamente civilizadas, siempre hay personas que, por su condición, necesitan de atención especial.

Cuando ésta no es mucha y se encuentra socialmente ‘aceptada’ en los volátiles e hipócritas valores occidentales, el Estado la cubre, colgándose las correspondientes y cacareadas medallas.

‘Especiales’ se centra en la otra cara de la moneda. 

La de aquellas personas (en este caso, con diferentes grados de autismo severo) que necesitan mucho más que gestos y postureo por parte de las instituciones, y la ciudadanía. 

Para ellas y sus complicadas vidas, existen personas también extraordinarias, que se dejan la piel y la vida con actos que van mucho más allá del trabajo, de cumplir la papeleta. Personas que se implican emocionalmente a niveles inalcanzables para la mayoría, por mucho que pensemos lo contrario.

‘Especiales’ es una película necesaria. 

No solo por la naturalidad de todo el reparto ( con Vincent Cassel tirando de la madurez, talento, humanidad y experiencia que solo los grandes intérpretes tienen) y el excelente dibujo de los personajes; la cinta de Éric Toledano y Olivier Nakache brilla por su relato veraz y creíble, alejado de sensacionalismos y atajos a la lágrima fácil: lo que vemos, con sus luces y sus sombras, es lo que hay. 

Y lo que hay es un espejo donde todos debemos mirarnos, como sociedad y también como individuos. 

La película alecciona por la vía de los hechos, mostrando las fallas de los presuntos Estados del bienestar, que solo funcionan cuando todos somos iguales, perseguimos los mismos objetivos prediseñados y las diferencias son mínimas. Lo que se aleje de la ‘normalidad’, no existe salvo para unos pocos. 

En España, un tema parecido se sacó a la palestra con ‘Campeones’ en un tono bienvenido pero distinto a la grave naturalidad de esta estupenda película. 

Por suerte, ambos cumplieron los estimables objetivos de todo filme que se precie: entregar buen cine e invitar, durante y después del visionado, a la reflexión.

Lo mejor: la credibilidad.

Lo peor: las terribles fallas que evidencia en un sistema lleno de agujeros, pero encantado de conocerse. 

Comentarios

Te puede interesar
El verano más Tarantino: Reservoir Dogs en cines a partir del 3 de junio
El 21 de mayo llega ‘Tierra Santa: el último peregrino’
‘Hijos del sol’, actualizando Alí y los cuarenta ladrones
El 30 de mayo ¡se estrena ‘Oslo’ en HBO!

Deja un comentario