Home > Estrenos > Críticas > ‘Little Monsters’: sangriento soplo de aire fresco

‘Little Monsters’: sangriento soplo de aire fresco

Póster de Little Monsters destacada

Póster de Little Monsters

En ‘Little Monsters’ Dave ha decidido superar su reciente ruptura refugiándose en su sobrino Felix, al que acompaña en una excursión escolar, entre otras cosas, para poder acercarse a una de las maestras, la señorita Caroline. Todo parece normal, al menos hasta que se desate una invasión zombi que amenazará los planes de Dave.

En un género tan saturado como el zombi, donde cada vez es más difícil encontrar material de interés, ‘Zombieland’, ‘Melanie: The girl with all the gifts’ o la presente ‘Little Monsters’, suponen un soplo de aire fresco, donde los no muertos sirven como telón de fondo para desarrollar la historia.

En este caso, estamos ante una entrañable película llena de todos los tópicos del género (no faltan aquí ni una gota de sangre, gore, militares y extravagancias varias) pero, también, centrada en desarrollar y poner el foco en tres pilares fundamentales: la capital importancia de la protección y educación de los más pequeños; la necesidad de crecer de esos adultos infantiles que, traumados o no, viven anclados en el pasado, incapaces de comprometerse y, para terminar, la superación natural del ser humano, capaz de lo mejor (Dave, Caroline, el excelente niño Felix y todos sus compañeros), y lo peor (de nuevo Dave y, sobre todo, el asqueroso trasunto oscuro de Krusty el Payaso, Teddy McGiggle, bordado por el polivalente actor Josh Gad, que aquí se lleva los mejores gags).

Ante un escenario impensable y dantesco, la señorita Caroline (estupendo trabajo de la Oscarizada Lupita Nyong`o, que hace gala de una encomiable vis cómica y un poderío espectacular), como ya hicieron Roberto Benigni en ‘La vida es bella’ y Brie Larson en ‘La habitación’, protege a los peques vistiendo de juego, maravilla y aventura la invasión de la horda zombi (con Ukelele, Taylor Swift y Neil Diamond incluidos), con el apoyo del atontado adulto Dave que, poco a poco y a raíz de los acontecimientos, exorciza sus demonios en pos de una madurez que llevaba toda la vida evitando.   

Lo mejor de ‘Little Monsters’ no es el recurso zombi (valdrían Aliens, Predators, Critters, payasos asesinos o cualquier otra amenaza), sino las interacciones de los personajes, el excelente reparto infantil (no siempre encontramos unos niños naturales y que caen tan bien desde el primer momento), y el oficio del director Abe Forsythe para balancear las estridencias del género, la desbordante energía del reparto, las coñas y los objetivos finales de la cinta.

No inventa nada pero entrega, sin duda, 90 minutos de cine entretenido, bien facturado e interpretado, con un montaje donde todo encaja y, sobre todo, una mirada distinta, enérgica, emotiva y fresca del universo zombi. 

Lo mejor: el trío protagonista, los maravillosos niños y el trabajo de Abe Forsythe detrás de las cámaras, cuadrando todos los ingredientes.

Lo peor: aunque es una película beneficiosa para padres e hijos, la explícita orgía de sangre y vísceras hacen imposible el visionado infantil.

 

Comentarios

Te puede interesar
‘Lupin’ llega con Netflix el 8 de enero
‘Volver a empezar (Herself)’, cuando la vida no se cura con aspirinas
‘Relic’ se estrenará el próximo 15 de enero
Gana 1 de las 2 entradas dobles de cine, para ver El Padrino Epílogo: La muerte de Michael Corleone, gracias a Cine Yelmo a través de +Que Cine

Deja un comentario