Home > Estrenos > Críticas > ‘Nekrotronic’: who you gonna call?

‘Nekrotronic’: who you gonna call?

Nekrotronic destacada

Póster de Nekrotronic

Finnegan (Monica Bellucci), la mejor de los cazadores de demonios conocidos como Nikromantes, fue la primera en descubrir espíritus malignos dentro de internet y la primera en introducir su alma en la web para llevar la mítica batalla entre el bien y el mal al reino digital. Pero algo le ocurrió allí dentro… desarrolló el gusto por las almas humanas y se pasó al lado oscuro.

Unos años después, Howard North (Ben O’Toole), un desafortunado trabajador del servicio de alcantarillado que fue entregado en adopción cuando era un bebé, se da cuenta de que es el único con la habilidad necesaria para detener el plan de una demoníaca corporación para devorar las almas de un millón de seres humanos. Y por si eso no fuera suficiente, la dueña de esa corporación es Finnegan… su madre.

En este verano tan particular, marcado por la incertidumbre generalizada y la exigua cartelera, ‘Nekrotronic’ es una cinta muy necesaria. 

Aunque ya tiene un par de años, aterriza ahora en las salas españolas, conservando todo su encanto, mala baba, sentido del humor, sangre, vísceras y una factura muy lograda pese al reducido presupuesto. 

Combinando películas como la inolvidable ‘Cazafantasmas’ (con cacharros atrapa demonios y amiguete fantasma incluidos), con el cine de zombis más irreverente y cafre, la brujería, la eterna lucha del bien contra el mal, los tecno exorcismos y una crítica evidente a la lucha de clases, las nuevas tecnologías y su poder para controlarnos y volvernos lelos; ‘Nekrotronic’ entrega noventa delirantes minutos repletos de risas, melés, cachondeo ochentero generalizado y unos actores entregados a la juerga, con Monica Bellucci y Ben O`Toole a la cabeza del despiporre.

Cierto es que al director Kiah Roache-Turner le importa más la forma que el fondo, y la película es tan estúpida como cabría esperar. 

Turner lo fía todo al colorido, a la festiva montaña rusa de hemoglobina, balas, bichos,  guantazos, y el carisma del reparto lanzando frases lapidarias y guiños, con mayor o menor fortuna.  En el guión está todo inventado, y se fundamenta sobre todo en la guasa (firmado por el director y su hermano Tristan); las líneas de diálogo invitan a aparcar las neuronas, engullir palomitas, refrescos y abrazar la tan necesaria evasión del cine como puro entretenimiento.

En el ocaso veraniego y el agosto más raro en lo que va de siglo, ‘Nekrotronic’ no aguanta un mínimo análisis pero hace lo que tiene que hacer, y con creces: divertirnos. 

Lo mejor: te lo pasas en grande. 

Lo peor: está hecha de retales.  

Comentarios

Te puede interesar
‘Veneciafrenia’ de Alex de la Iglesia empieza a rodarse
‘Promare’, fuego y hielo contra la pandemia
‘Noticias del gran mundo’ ¡estrena póster y tráiler!
‘Regreso a Hope Gap’, matrimonio en vía muerta

Deja un comentario