Home > Estrenos > Críticas > ‘El juicio de los 7 de Chicago’: la bendita pluma de Aaron Sorkin

‘El juicio de los 7 de Chicago’: la bendita pluma de Aaron Sorkin

Póster de El juicio de los 7 de Chicago

En 1969 se celebró uno de los juicios más populares de la Historia de Estados Unidos, en el que siete individuos fueron juzgados tras ser acusados de conspirar en contra de la seguridad nacional. Este hecho traería una serie de conflictos sociales (manifestaciones, movimientos ciudadanos) que pasarían a la posteridad en una época de grandes cambios en todos los niveles del pueblo norteamericano.

Cualquiera que esté familiarizado con la trayectoria del guionista y director Aaron Sorkin (‘Sports Night’, ‘El ala oeste de la Casa Blanca’), sabe que todas sus creaciones contarán con cuatro elementos imprescindibles: guiones de altura, agudo sentido del humor, denuncia e intérpretes (y personajes) en estado de gracia. 

Su segunda película detrás de las cámaras (tras la encomiable aunque irregular ‘Molly`s Game’), ahonda en uno de los juicios más populares y controvertidos en la historia de Estados Unidos. 

‘El juicio de los 7 de Chicago’ es un drama judicial cuyos cientos treinta minutos pasan en un suspiro, aupados por la bendita pluma de Sorkin, las excelentes labores de dirección (atentos a la presentación de cada uno de los personajes, tanto principales como secundarios, y la colección de impactantes momentos) producción y montaje, y un reparto excepcional, que brilla paladeando cada palabra: Sacha Baron Cohen, Eddie Redmayne, Mark Rylance, Frank Langella, Joseph Gordon-Levitt, Michael Keaton, John Carrol Lynch y Yahya Abdul-Mateen II son solo algunos de los platos de tan tremenda carta. 

Tan solo por disfrutar de los dardos típicos de Sorkin, donde no hay puntada sin hilo, y la celebración interpretativa, ‘El juicio de los 7 de Chicago’ se reivindica. Pero hay más.

El cineasta no se queda ahí, y su película tiene una profunda carga ideológica y emotiva, que muestra con estilo, inteligencia y sentido del humor,  pero sin renunciar a ninguno de sus contundentes mensajes liberales. 

Lumet, Pakula y Pollack serían algunos de los referentes que nos vienen a la cabeza mientras disfrutamos de la cinta. 

Una vez más, Netflix demuestra su ojo comprando películas para exhibir en la plataforma, y es probable que la de Sorkin sea candidata a alguno de los próximos premios Oscar. 

En este año tan convulso de este delirante siglo, el discurso de los 7 de Chicago y todas sus moralejas implícitas y explícitas, están tan de actualidad como en los revolucionarios e incendiarios años 60.

Lo mejor: Sorkin sigue bendecido por los hados, y saca lo mejor de un reparto espectacular. 

Lo peor: sus detractores verán soberbia donde, probablemente, no la hay. 

Comentarios

Te puede interesar
‘Sin señas particulares’, la insoportable ingravidez del ser
Ya tenemos el tráiler y la fecha de estreno de ‘3 Caminos’
El 26 de marzo llega ¡’El bebé jefazo: negocios de familia’!
Finalistas al XXVI premio José María Forqué

Deja un comentario