Home > Estrenos > Críticas > ‘La Increíble historia de David Copperfield’, autobiografía fría y rancia como el té

‘La Increíble historia de David Copperfield’, autobiografía fría y rancia como el té

Un viaje extravagante de un personaje irrepetible, desde su origen humilde y huérfano, hasta convertirse en un flamante escritor de la Inglaterra Victoriana.

Charles Dickens ha sido una de las figuras literarias clásicas a las que más se ha recurrido, cinematográficamente hablando, en estas particulares fechas cuando termina el año y comienza el nuevo. Su relato “Cuento de Navidad” sirve de recapitulación sobre el momento actual, el pasado y el futuro, algo a tener muy en cuenta y que puede venir de perlas para rectificar lo insólito de estos tiempos. El David Copperfield que nos atañe ahora no es capaz de realizar magia alguna como para tornar la realidad en magnífica felicidad, sino que junto a su otro famoso personaje, Oliver Twist, fueron capaces de describir las miserias sociales de una época igualmente convulsa.

‘La Increíble historia de David Copperfield’ que presenta Armando Iannucci (‘La muerte de Stalin’, ‘In The Loop’), tiene vocación de continuar con esa impronta cómica particular de sus anteriores trabajos. Aunque se queda en el camino. La experiencia y versatilidad como guionista no le ha permitido sintetizar una densa novela publicada originalmente por entregas. Eso sí, en su responsabilidad de director logra una impecable producción con múltiples registros interpretativos por parte de un ingente equipo artístico. El resultado es un sinuoso viaje demasiado largo que se queda a mitad del camino, donde el creciente interés va menguando sin terminar de enganchar por completo en el contenido.

Dev Pattel (‘Lion’, ‘Chappie’, ‘Slumdog Millionaire’), personifica esta crono-biografía que se queda en la parte central de la obra de Dickens, aunque la versión más infantil rebosa de ternura y mayor encanto. Narrada en primera persona (al igual que el libro), va describiendo sus experiencias desde el mismo nacimiento hasta la edad adulta. Su vida va dando tumbos con los que rellena de imaginativa experiencia. Una mezcla entre Tom Sawyer y Oliver Twist, que va aprendiendo a resurgir de la nada una y otra vez. Patel engarza bien con el perfil de un joven mimetizado en los entornos que le salen al paso.

Entre los innumerables actores que dan vida a los personajes que desfilan por este cuento social destacan Peter Capaldi, Hugh Laurie, Tilda Swinton, Ben Whishaw, Gwendoline Christie… que sirven de fabuloso aliciente para el espectador.

‘La Increíble historia de David Copperfield’ es una serie de aventuras y desventuras un tanto “frías y rancias como el té” que espera el regreso del distante. Anotaciones de toda una vida (posiblemente la novela más autobiográfica de Dickens), repletas de pensamientos y recortes de recuerdos vividos. Buenas intenciones para una producción impoluta que tal vez cojea por la ambiciosa adaptación de su argumento. Cuando no te pueden quitar nada más, siempre queda la imaginación.

Lo mejor: su actores, la caracterización de los mismos, el lucido vestuario, esmeradas imágenes y muy buena puesta en escena

Lo peor: sus dos horas de duración y la dispersión del argumento.

Comentarios

Te puede interesar
La ONU y el World Education Day
‘El profesor de persa’, delirios de salvación
El cine cutre volverá durante 2021 a la Salaequis
‘Hope’, de esperanzas y falsas esperanzas

Deja un comentario