Home > Estrenos > Críticas > ‘Madame Curie’, el sonido del mundo tomando una nueva dirección

‘Madame Curie’, el sonido del mundo tomando una nueva dirección

Un viaje a través del legado de Marie Curie, científica investigadora para muchos considerada como la mujer más inspiradora de la ciencia. Ella fue la primera mujer en ganar el premio Nobel, y diez años más tarde, la primera persona en la historia en ganar dos.

La vida de Marie Curie ha sido llevada a la pantalla (tanto a la grande como a la pequeña), en numerosas ocasiones. Sus descubrimientos en el terreno de la ciencia, con la incorporación de dos nuevos elementos como son el radio y el polonio, han contribuido al desarrollo de múltiples aplicaciones para la humanidad. Algunas han ayudado a caminar varios pasos hacia delante, otras han servido para desandar el progreso hacia la barbarie. Es el caso de la bomba atómica.

Marjane Satrapi (‘Persépolis’, ‘Pollo con ciruelas’), ofrece una biografía no muy distinta a las anteriores. Pero inspirándose en la creativa e ilustrada novela gráfica de la escritora Lauren Redniss “Radioactivo, una historia de amor y efectos colaterales”, engarza curiosas referencias posteriores en las que el trabajo de los Curie fue determinante. Explora en la vida y el carácter exigente de la polaca ya afincada en el París de finales del siglo XIX.

Con la ayuda del guion de Jack Thorne (‘Wonder’, ‘Enola Holmes’), y unos cuantos saltos en el tiempo mediante el uso de flashbacks y flashforwards, se va explicando de un modo que resulta bastante didáctico, la metodología y las explicaciones científicas sobre cómos, porqués y para qué.

Anthony Dod Mantle (‘Slumdog Millionaire’, ‘28 días después’), propone una fotografía de época centrándose en los personajes y difuminando la mayor parte del escenario. La gran profusión de planos junto a la banda sonora de los hermanos Galperine (‘Corpus Christi’, ‘Sin amor’), muy dinámica y con sonidos de sintetizador más propios de la actualidad que de esa época, favorecen la actualización del relato.

Pero lo más importante es la caracterización de Rosamund Pike (‘La corresponsal’, ‘Perdida’), como Maria Salomea Skłodowska-Curie. Mujer temperamental y abanderada del reconocimiento de su propio trabajo, muestra arrogancia y a la vez pasión en un campo donde “las corazonadas no son muy científicas” mientras observa con el ceño fruncido. Realiza una muy buena interpretación en la piel de la egocéntrica y presuntuosa investigadora, primera catedrática de la Sorbona.

Sam Riley (‘Control’, ‘Byzantium) y Anya Taylor-Joy (‘Emma’, Múltiple’), en los roles de padre e hija de Marie, conforman parte de la familia cuyo legado en el campo de la radiactividad sigue estando latente.

‘Madame Curie’ es un excelente retrato de una vida dedicada al descubrimiento científico. una revisión actualizada del personaje, que ayuda a comprender los efectos y defectos de tan singular biografía.

Lo mejor: Rosamund Pike, la historia de amor y pasión por el conocimiento, la ambientación, la fotografía y la manera de presentarlos en este biopic.

Lo peor: que se diluye un poco esa fase entre el esoterismo y la magia desesperada a la que acuden los científicos cuando la propia ciencia falla, como el capítulo de Loue Fuller.

Comentarios

Te puede interesar
‘Península’, regreso a Busan
¡Primer tráiler de ‘Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos’!
‘Una joven prometedora’, sin el beneficio de la duda
‘Mortal Kombat’, en busca de la franquicia perdida

Deja un comentario