Home > Estrenos > Críticas > ‘Cruella’, villana bipolar a la fuerza

‘Cruella’, villana bipolar a la fuerza

Ambientada en el Londres de los años 70 en plena revolución punk rock, cuenta la historia de una joven estafadora llamada Estella, una chica inteligente y creativa decidida a hacerse un nombre con sus diseños. Se hace amiga de dos jóvenes ladrones fascinados por sus ganas de aventura, y juntos construirán sus propias vidas en las calles de Londres. Un día, el estilo de Estella por la moda llega a oídos de la baronesa Von Hellman,toda una leyenda de la moda. Pero su relación saca a la luz ciertos acontecimientos que harán que Estella elija su lado perverso y se convierta en una Cruella vengativa. 

Me comentaba hace poco tiempo un gran amigo, además de buen cinéfilo y amante de los cómics, que tras ver el trailer de esta película, daba la sensación de que Disney presentaba una nueva versión de Harley Quinn en el mundo de la moda. Esa es una de las ventajas de intentar no leer, escuchar, o visualizar referencia alguna sobre el contenido de cualquier historia que pueda suscitar un mínimo interés.

No andaba mal encaminado al suponer que el viraje de la compañía hacia el prolífico mundo de los villanos, puede suponer un potente filón. Aunque ahora es propiedad de la casa, Darth Vader, en su momento, lo puso de manifiesto. Al igual que la protagonista de ‘Aves de presa’. Pero sin duda alguna, el mejor referente sería el ‘Joker’ de Todd Phillips, con quien guarda muchos más referentes.

Como buen publicista, su director Craig Gillespie (‘El chico del millón de dólares’, ‘La hora decisiva’, ‘Yo, Tonya’, -curiosa coincidencia la de Margot Robbie-), se apoya en cuatro magníficos pilares para sustentar esta genial revisión. Una potentísima banda sonora que revisa los grandes temas imprescindibles de los setenta, donde no pueden faltar los Rolling Stones, Queen, los Beatles, The Doors, Nina Simone, The Clash, Nancy Sinatra, Los Ramones… arropados por la composición original de Nicholas Britell (‘Moonlight’, ‘El blues de Beale Street’).

En segundo lugar, revisa un clásico no para rehacerlo, sino para ampliarlo desde otra perspectiva. Dana Fox y Tony McNamara elaboran el guion a partir de las ideas de Aline Brosh McKenna, Kelly Marcel y Steve Zissis, sobre la novela de Dodie Smith. Como ya se hiciera con la versión de ‘Dumbo’ de Tim Burton, no redunda en una historia ya descrita, sino que explica los orígenes y sus consecuencias. Son curiosas las referencias de sus escritores por las singulares analogías con ‘El diablo viste de Prada’, e incluso de ‘Al encuentro de Mr. Banks’. A fin de cuentas han salido de las mismas mentes.

Es evidente que otra pieza fundamental es su precioso diseño de vestuario. Jenny Beavan (‘Mad Max: Furia en la carretera’, ‘Una habitación con vistas’), elabora verdaderas joyas en la indumentaria y sus texturas para adaptarse a la personalidad de los personajes. Sin menospreciar en absoluto la soberbia labor de maquillaje y peluquería con las que se acompaña a tan preciados trajes.

Por último, y evidentemente no menos importante, la eterna rivalidad de la nueva princesa-villana elevada a casi bruja en la piel de Emma Stone (‘La ciudad de las estrellas (La La Land)’, Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia)’, ‘La favorita’), frente al reverso oscuro protagonizado por la otra Emma, Thompson (‘Sentido y sensibilidad’, ‘Howards End’, ‘Lo que queda del día’).

Joel Fry (‘Yesterday’, ‘Amor. Boda. Azar.’), Paul Walter Hauser (‘Richard Jewell’, ‘Yo Tonya’), Mark Strong (las dos entregas de ‘Kingsman’, ‘1917’), entre otros grandes intérpretes acompañan a las dos divas en sus perversas aventuras.

‘Cruella’ está narrada en la primera persona de su protagonista. Sus registros vocales en la versión original son imprescindibles como agente del caos (parece que seguimos hablando del otro Joker, esta vez del de Ledger). Una eficaz antiheroína enmascarada, con capa y aliados en una singular liga de justicia poética.

Con ‘Cruella’, Disney viene a confirmar que es mucho mejor ahondar en ciertos detalles de una historia por todos conocida que limitarse a repetir con personajes reales cuentos clásicos que siempre perdurarán en la memoria del público.

Lo mejor: el duelo interpretativo y el espectáculo, sin necesidad de tirar de sable láser ni de ir pregonando aquello de “yo soy tu padre”. Una villana-bruja en el lado no tan equivocado de la fuerza.

Lo peor: para quien se quede después de los interesantes títulos de crédito al estilo Bond, podrá apreciar un incoherente giro que enlaza con la versión animada, o tal vez con una posible secuela que cambie la historia de esta “pre-Cruella”.

Comentarios

Te puede interesar
‘Top Gun. Maverick’: aquellos maravillosos años
Nathan Drake y Sully aterrizan en tu salón: ‘Uncharted’
La nueva versión de ‘Ojos de fuego’ ¡el viernes en cines!
‘Doctor Strange en el Multiverso de la locura’: Marvel se lía un buen po…

Deja un comentario