Home > Estrenos > Críticas > ‘The Matrix Resurrections’: bajando actualizaciones

‘The Matrix Resurrections’: bajando actualizaciones

Póster de The Matrix Resurrections

Neo vive una vida normal y corriente en San Francisco mientras su terapeuta le prescribe pastillas azules. Hasta que Morfeo le ofrece la pastilla roja y vuelve a abrir su mente al mundo de Matrix.

Si algo supuso la primera entrega de ‘Matrix’ fue una revolución. 

Las aventuras de Neo, el tiempo bala y el elaboradísimo despliegue visual creó escuela y una legión de imitadores. 

‘Matrix Resurrections’, supone otra revolución, de ideas, discurso y desparpajo. 

La de Lana Wachowski tras su cambio de sexo y lidiar, durante décadas, con los tejemanejes de un Hollywood cada vez más militante y encorsetado. 

Tras un arranque espectacular, la cuarta entrega de la saga se quita los prejuicios, se ríe de sí misma, abraza lo meta y arremete sin dejar títere con cabeza contra la Industria en general, las sagas, la falta de ideas, los trolls y el borreguismo general de una Sociedad que, cada vez más, se mete sin rechistar en su Matrix particular para no afrontar la realidad. 

Es muy raro, y digno de mención, ver esta clase de guantazos en una película llamada a reventar la taquilla. 

Wachowski no se corta levantando ampollas, y todos y cada uno de los intérpretes que participan en la cinta disfrutan de este enérgico arranque de sinceridad y mala leche. 

Aparte, hay más: coreografías espectaculares, acción muy cuidada, ciencia-ficción de multisala y ganas de entretener a la audiencia. Hay mucho de la primera ‘Matrix’, en ésta, pero Wachowski, Reeves y compañía se resisten a hacer simplemente un remake con más de lo mismo para forrarse.

Con todos sus defectos (sobre todo durante el batiburrillo del segundo acto), ‘Matrix Resurrections’ es la mejor entrega de la saga con la primera, y pone de manifiesto que 20 años no son nada, si se tiene la suficiente inteligencia, honestidad, templanza y cariño por el material original como para bajar unas actualizaciones que complementen y afiancen el sistema. 

A muchos desnortados anclados en el pasado, 1.0, les cabreará de lo lindo.

Solo por eso, vale muchísimo la pena disfrutar de la pastilla roja, la azul, o la que te de la real gana. 

Lo mejor: arriesga, respira por sí misma, y tiene algo que decir. 

Lo peor: el caos del segundo acto. 

Comentarios

Te puede interesar
‘The King’s Man: la primera misión’ ¡el 23 de febrero en casa!
¡Este viernes llega a España la estupenda ‘Belfast’!
‘Sin tiempo para morir’ ¡ya disponible en casa!
‘Lizzie’: dos mujeres atrapadas

Deja un comentario