Home > Estrenos > Críticas > ‘Dean Martin. Rey del cool: encantador desconocido

‘Dean Martin. Rey del cool: encantador desconocido

Imagen promocional de Dean Martin rey del cool

Antes de marcar una época en la comedia norteamericana con sus programas de variedades y shows con Jerry Lewis, Dean Martin tuvo un pasado obrero que le obligó a trabajar de peón de obra y boxeador. Poco a poco, a partir de sus encantos como músico y con canciones como «Everybody loves somebody» fue abriéndose camino hasta convertirse en una estrella mundial. Aún así, su imagen jamás dejó de ser controvertida debido a las estrechas relaciones del Rat Pack con la mafia de Las Vegas.

Ahora está muy de moda el adjetivo ‘cool’, y muchos se lo apropian pensando ser más guays de lo que realmente son. Cool es mucho más que molar, y Dean Martin, probablemente, fuera la persona más cool que ha pasado por el Star System de Hollywood, la música y el entretenimiento. 

El documental de Tom Donahue explora la vida del mítico personaje, desde su pasado obrero hasta alcanzar, vía talento, carisma y ser, realmente, el Rey del cool, el estrellato mundial, codeándose con lo más granado de la Meca del Cine, la música y la televisión. 

De estilo natural e inimitable, Dean Martin era, también, una persona a la que nadie llegó a conocer realmente, ni siquiera sus esposas, hijos o amigos más íntimos (Frank Sinatra, su amigo y rival Jerry Lewis o el resto del mítico Rat Pack). Una persona que disfrutaba el aislamiento y no tenía miedo de decir que No.

Donahue explora las luces (muchísimas) y las sombras (no tantas, considerando la época que le tocó vivir, donde conservó una tremenda humanidad y capacidad de ‘encantar’ a todos los que se cruzaban en su estela) de Martin, desde sus comienzos hasta su muerte, y el legado que dejó tras de sí, no solo familiar y artístico, sino de un sello que muchos persiguen, algunos logran, pero muy pocos tienen en su interior trascendiendo outfits y postureos.

Dean Martin era cool en traje, y en pijama. 

Era cool paseando al perro, o comiendo en su restaurante favorito. Dean Martin no pretendía ser cool, ni entrenó para serlo. Dean Martin creó una escuela que perdura en la actualidad, y más en este Siglo donde ser cool parece un objetivo vital, cueste lo que cueste. 

Dean Martin no hay más que uno, y este fascinante documental lleno de imágenes impactantes, lo demuestra. 

Lo mejor: Dean Martin y su legado.

Lo peor: por comparación, todo lo que se considera cool actualmente, palidece. 

Comentarios

Te puede interesar
Tron Ares: La nueva entrega de Tron está en fase de producción
‘Desconocidos (All of Us Strangers)’, el poder del amor
Nuevo tráiler de El reino del planeta de los simios
Primer tráiler de Deadpool y Lobezno

Deja un comentario