Home > Estrenos > Críticas > ‘John Wick 4’, duelo al sol

‘John Wick 4’, duelo al sol

John Wick descubre un camino para derrotar a la Alta Mesa. Pero para poder ganar su libertad, Wick deberá enfrentarse a un nuevo rival con poderosas alianzas en todo el mundo, capaz de convertir a viejos amigos en enemigos.

Para quienes no sean capaces de desconectarse del móvil, tengan mono de echarle unas cuantas caladas al pitillo, o los nervios sean tan poderosos como para incomodar al impaciente espectador, tres horas puede ser una verdadera tortura. Hace ya mucho que olvidamos aquellos maravillosos intermedios en las salas de cine. Momentos para estirar las piernas, ir al servicio y/o tomar algún refrigerio mientras comentábamos qué tal estaba yendo la trama. En la actualidad, el consumo televisivo en plataformas, ese de sofá y manta de lana (nada de mantita con el precio al que se ha disparado la calefacción), ha bloqueado nuestras mentes para que si no revierte demasiado interés cambiemos, y a otra cosa. Tipo usar y tirar. Tipo “kleenex”. Y claro, como estamos faltos de tiempo para todo lo que tenemos que engullir, no percibimos que nos ofrecen por el mismo precio un auténtico dos por uno sin solución de continuidad. Para disfrutar el doble, o dormitar más tiempo en esa cómoda butaca.

‘John Wick 4’ son casi tres horas de todo lo que nos han dado sus anteriores capítulos. Y están pendientes la serie televisión ‘The Continental’ con Mel Gibson que sirve de precuela a las aventuras del famoso pistolero, o la próxima ‘Ballerina’ con Ana de Armas (gracias a su breve intervención en la última de Bond), que sirve como producción expandida del universo sub-mafioso del hampa criminal. Pónganse cómodos que hay “hombre del saco” para rato. Algo que alegra a la legión de seguidores de la franquicia.

Dirigida por el experto especialista Chad Stahelski, al igual que todas las predecesoras, aquí se toma más respiros, más tempo, para poder encajar la abrumante y desmesurada acción como si atendiéramos a una lección magistral de ballet armamentístico. Una sola persona contra todo un ejército de villanos que ejercen como zombis imperturbables ya les caiga un cargador a quemarropa. Y claro, el incombustible Keanu Reeves, tan cómodo en su papel como el elegante traje de kevlar que luce, repartiendo “bendiciones” con la siniestra (es zurdo) y la diestra cuando le falla la primera, que da gusto saber cómo contribuye a hacer un mundo más bondadoso. Es el mejor caso actual de un actor que con la mínima expresividad le ofrezca tantísimo a su personaje.

A los habituales Ian McShane, Laurence Fishburne, Lance Reddick (trístemente recién fallecido), se les unen para esta sangrienta aventura intercontinental con presteza y soltura (y hasta un toque de gracilidad a la hora de saltar por los aires), Bill Skarsgård, Donnie Yen, Hiroyuki Sanada, Shamier Anderson, Marko Zaror y Natalia Tena, entre un gran elenco al que no se le puede pedir un buen volumen de supervivientes.

Destacable mención para la banda sonora firmada una vez más por Tyler Bates y Joel J. Richard, con claras connotaciones hacia el mundo de los videojuegos. Y por supuesto, el excelente vestuario de Paco Delgado como nueva incorporación a la familia.

Lo que nació como una pequeña película de culto que se fue abriendo paso entre adictos, fanes e incondicionales del género que eleva los tiros a la persistencia de las ráfagas y las catanas, adquiere unas dimensiones considerables y magníficas que no decepcionan ni un segundo de los muchos que tiene. Y se agradece también los tiempos de descanso que ofrece ante tal saturación de peleas, trifulcas y embistes variopintos, más propios de la estética samurái en la era digital. En definitiva, ‘John Wick 4’ se hace imprescindible para sus feligreses y para muchos curiosos y allegados que se quieran incorporar a esta multiaventura.

Lo mejor: que sus parámetros siguen funcionando con destreza, sin decaer ni un ápice el interés por su historia. Bien narrada, genial ambientada, y muy bien interpretada entre los charcos de sangre.

Lo peor: que no termine de creerme que el vestuario kevlar pueda tener esa excelencia en el corte, y que haya que insistir una y otra vez cansinamente hasta derribar al oponente cual zombi de videoconsola.

Comentarios

Te puede interesar
Tron Ares: La nueva entrega de Tron está en fase de producción
‘Desconocidos (All of Us Strangers)’, el poder del amor
Nuevo tráiler de El reino del planeta de los simios
Primer tráiler de Deadpool y Lobezno

Deja un comentario