Home > Estrenos > Críticas > ‘El lado bueno de las cosas’: hay luz al final del túnel

‘El lado bueno de las cosas’: hay luz al final del túnel

El lado bueno de las cosas

Tras pasar ocho meses en un Psiquiátrico por agredir al amante de su mujer, Pat (Bradley Cooper) vuelve con lo puesto a vivir en casa de sus padres (Robert De Niro y Jacki Weaver). Determinado a ser positivo y recuperar a su ex-mujer, el mundo de Pat se pone del revés cuando conoce a Tiffany (Jennifer Lawrence), una chica con ciertos problemas y mala fama en el barrio. A pesar de su mutua desconfianza inicial, entre ellos pronto se desarrollará un vínculo especial que les ayudará a encontrar en sus vidas el lado bueno de las cosas.

David O. Russell adapta la Novela de Matthew Quick demostrando, una vez más, que es capaz de hacer suyo cualquier género que toque, pasándolo por sus dotes de excelente narrador.

‘El lado bueno de las cosas’, tiene tres razones de peso para pasar por el Cine: Bradley Cooper, Jennifer Lawrence y Robert De Niro.

Cooper, cada vez más actor, hace de Pat un perdedor lleno de aristas, muy a menudo al límite, pero también entrañable, dispuesto a ver la luz al final del túnel tras una horrible experiencia y el hándicap de vivir en el seno de una familia loca como una cabra. Lawrence, por su parte (aunque tenga aún mucho camino por recorrer como actriz) demuestra su capacidad para interpretar cualquier papel que le pongan por delante, desde Katniss Everdeen a la trastornada Tiffany, con inusitada solvencia para alguien tan joven.

Por último (y esto constituye una maravillosa noticia), Robert De Niro parece olvidarse por un momento de sus cómodos papeles de cotizado florero que nos ha regalado estos últimos años (repletos de altibajos), para insuflar vida a una figura paterna singular e inolvidable, y demostrar que el que tuvo, retuvo.

Si no tienen suficiente con lo anterior, verán en la cinta una vuelta de tuerca a las convenciones de la Comedia romántica (no solo basada en los extremos, la inversión de roles o la escatología, tan comunes en los últimos tiempos); también observarán la dimensión dramática de la historia y la solidez de un Libreto que consigue que ni siquiera Chris Tucker desentone.

Ingeniosa, irreverente y llena de buen rollo, solo se pierde al final, cuando el Director decide darle un clímax simplón y cómodo (quizás una concesión hacia los Oscar), visto una y mil veces y que desvirtúa la magnífica hora y media anterior.

Pero, con todo, ‘El lado bueno de las cosas’, camina con paso muy firme hacia las Estatuillas más famosas del Séptimo Arte.

Con el permiso de Daniel Day-Lewis y su Lincoln, aquí tiene competencia de sobra.

Lo mejor: El trío protagonista.

Lo peor: El final, edulcorado y cien por cien Hollywood.

Comentarios

Te puede interesar
La primera profecía: hoy estreno solo en cines
El mayor número de vueltas de campana en El Especialista
‘Dune. Parte dos’: el tremendo alarde de Denis Villeneuve
Tron Ares: La nueva entrega de Tron está en fase de producción

Deja un comentario