Home > CVC > Aprende cine > El cine de Vanguardia IV: el dadá, un cine dejado al azar

El cine de Vanguardia IV: el dadá, un cine dejado al azar

Ap_15_Anemic Cinema

En capítulos anteriores hemos tratado el cine de vanguardia, encontrándonos con una visión del séptimo arte más artísticas al margen de la narrativa tradicional. Esta ruptura procede de una serie de movimientos literarios y artísticos de principios del siglo XX. Era otra forma de romper con una serie de valores, que hasta ahora estaban más o menos asentados.

El Dadaísmo fue uno de los movimientos más controvertidos del siglo pasado que abarca un periodo corto, de 1916 a 1925. Los límites temporales son confusos, no muy marcados, igual que le ocurre al resto de vanguardias, se toparon con otras. Se extiende al cine pero igual que posteriormente le ocurre al Surrealismo, el Dadá nace en la literatura y en el arte.

Es difícil plantear una definición del cine del periodo, pero serán una serie de obras que rompen con la visión ordenada, apostando por el azar y que buscan el crear un reacción en el espectador, la del desconcierto. En verdad, todo lo que rodee al Dadaísmo va a ser casualidad e inclusive, el nombre utilizado. DADÀ no significa nada, tal y como nos cuenta el Manifiesto dadaísta de 1918, sólo fue producto de la casualidad cuando Tristan Tzara tomó un diccionario y lo abrió encima de una mesa para buscar la palabra más rara que encuentre y fue, un vocablo que podemos traducir al castellano como caballito de madera. Es decir en el cine dadaísta vamos a encontrar sobre todo un factor, el del azar. Hay que dejar a un lado el concepto más tradicional del montaje narrativo. Lo que más les interesa es trabajar las imágenes de una manera experimental, más bien estética, importando en gran medida, la visualizad de la imagen y las ilusiones ópticas.

Ahora bien, para explicarlo, lo mejor es conocer algunos ejemplos claves del cine dadaísta y a las personas que lo hicieron posible. Evidentemente, sus representantes serán los mismos artistas de la vanguardia. De todos ellos, uno de los nombres más controvertidos de toda la Historia del Arte ha sido Marcel Duchamp, considerado el percusor directo del Dadaísmo con su concepto de “el arte por el arte”.

El filme que representa sus ideas estéticas en la pantalla se titula ‘Anémic Cinéma’. En este ejemplo el artista busca restar elementos a la imagen de tal manera que termina ocasionando en ésta una deconstrucción. No son más que ilusiones ópticas. Otros artistas que también explotaron las posibilidades que les ofrecía el séptimo arte fueron Man Ray, Fernand Léger y Hans Richter.

El cine puramente Dadaísta fue la inspiración de otros cineastas, en especial durante la década de los años cincuenta y sesenta por el uso de las formas geométricas, los destellos de luz, las imágenes en movimiento y el tratamiento del negativo, trastocándolo con objetos contundentes, por ejemplo, agujas o alfileres.

Comentarios

Te puede interesar
¡Ya tenemos póster y tráiler de ‘La maldición de Hill House’!
‘¡Rompe Ralph!’ regresa a la gran pantalla de la mano de walt disney animation studios
Imagine Dragons pone música a ‘Ralph Rompe Internet’
Javier Rey y María León protagonizan ‘Sin Fin’
Una imagen de El Apóstol destacada
¡Mucho cuidado con ‘El Apóstol’, lo nuevo de Gareth Evans!

Deja un comentario