C

‘El Pacto’: Muy del montón y no vale para recobrar la fe en Nic

El Pacto Interior

Will Gerard es un profesor felizmente casado con Laura. Llevan una vida tranquila, hasta una horrible noche en la que Laura es víctima de una brutal agresión sexual. Mientras Will espera nervioso en el hospital a que lo pongan al tanto del estado de Laura, un misterioso tipo llamado Simon se dirige a él y le ofrece hacer justicia sobre la marcha y ahorrar a la pareja el suplicio de tener que pasar por un proceso judicial emocionalmente doloroso. Al verse obligado a tener que tomar una decisión en el momento, en su alterado estado de ánimo, acepta la propuesta, y se ve metido en una organización justiciera clandestina, lo que lleva a consecuencias cada vez más aterradoras y peligrosas.

A diferencia de los últimos productos realizados por el amigo Cage (estoy intentando justificarme haberla visto, madre mía) el contar con la realización sobria de Roger Donaldson, estar bien acompañado por gente competente como Guy Pearce (que se come la pantalla cada vez que sale y no hace nada del otro mundo), January Jones, Jennifer Carpenter y Harold Perrineau parecía un producto idóneo para ser un pequeño punto de inflexión en la carrera de Cage. Un punto pequeño de arranque.

Y en efecto, el film será de los más salvables de la última época de Cage como actor por los elementos anteriormente mencionados. Además tenemos a la versión menos sobreactuada de Cage, lo que se agradece. ¿Entonces?

Entonces pasa el guión. Rutinario, Trillado, visto 1000 veces en pantalla grande y en televisión con los consecuentes giros argumentales totalmente atropellados que hemos visto una y otra vez y que nos sabemos todos. Solo faltaba el momento “recibir un balazo” por ser su mejor amigo de Perrineau y la hubiéramos requetevisto mil veces.

Es decir, el resultado global no es malo. Bien filmado y decentemente actuado (tampoco vamos a tirar las campanas al vuelo ni dar Oscars por un producto como este) pero el guión mata completamente la película. Además no hay una escena reseñable que permanezca en la retina, ni espectacularidad ni nada. Todo muy rutinario.

Un pelín mejor Cage, pero estás lejos todavía.

Lo Mejor: Que es mejor de lo que me esperaba.

Lo Peor: Que aún así es simplemente aprobable.

Comentarios:

Dejanos una Respuesta