Home > Estrenos > Críticas > ‘Lincoln’: La Grandeza por encima de todo

‘Lincoln’: La Grandeza por encima de todo

Lincoln Interior

En 1865, mientras la Guerra Civil Americana se acerca a su fin, el presidente Abraham Lincoln propone la instauración de una enmienda que prohíba la esclavitud en los Estados Unidos. Sin embargo esto presenta un gran dilema: si la paz llega antes de que se acepte la enmienda, el Sur tendrá poder para rechazarla y mantener la esclavitud; si la paz llega después, cientos de personas seguirán muriendo en el frente. En una carrera contrarreloj para conseguir los votos necesarios, Lincoln se enfrenta a la mayor crisis de conciencia de su vida.

Tras una cruenta batalla el Presidente de los Estados Unidos de América, Abraham Lincoln, charla con sus soldados. Uno de ellos, de raza negra, le habla de la grandeza de un gobierno del pueblo y «para el pueblo» mientras se marcha y la cámara enfoca la silueta azulada de la figura de Daniel Day-Lewis. LOS PELOS DE PUNTA.

Y así sucede en muchas escenas, como en esa en la que el personaje de Tommy Lee Jones no puede meter la pata y habla ante el congreso, o la misma votación final. Y es que estoy cada vez más convencido de que Steven Spielberg, aunque se lo propusiera, no sería capaz de hacer una mala película. ¿Eso? Eso sí que va contra natura.

Pero… sí. Hay un pero. Estamos hablando del que es, quizás, el presidente (o uno de) más carismático e importante de toda la historia americana. Y todo tiene que ser grande, todo tiene que ser importante, en cada escena tienen que pasar tantísimas cosas que… al final parece que no pasan tantas.

Pero quizás lo que más me escama es que, al ser ese film patriótico y americano que los americanos esperan y que el resto del mundo aborrece, el asunto del asesinato del presidente (que en mi opinión al señor Spielberg le daría muchísimo juego) se pasa muy por encima. Tan por encima, que (casi) ni se nos muestra. Y cuando veáis la película me entenderéis. Parece como si fuese un tema tabú o quizás lo más importante en la película ya se había contado o… o no sé. Es una forma de acabar el relato demasiado simplista.

Peros que desmerecen un pelín el resultado final, pero que no hace que borres el recuerdo de un Daniel Day-Lewis INMORTAL y absolutamente CO-LO-SAL como el presidente. Bien secundado por Tommy Lee Jones, David Strathairn o Sally Field, te da la impresión de que Lewis está jugando en otra división. Ver ‘There will be blood’ y esta son ejemplos del potencial que despega este amigo.

Desconociendo completamente lo que es verdad de lo que no pues no soy historiador y no quiero serlo, ‘Lincoln’ me ha convencido sobradamente, magnífica película con el sello cien por cien Steven Spielberg (ojo a los puntos graciosos/simpáticos del film que dosifican la densidad y empaque de la política).

Se que no viene a cuento pero… Timur amigo, aprende un poquito de como se dirige.

Lo Mejor: Daniel Day-Lewis, por encima de todos.

Lo Peor: Pasar de pies puntillas por el asunto del asesinato.

Comentarios

Te puede interesar
Llegan los Descuentos Dobles a PlayStation®
Lo nuevo de Juan Cavestany es ‘Un efecto óptico’
El 9 de octubre llega ¡’El rey del barrio’!
‘Valeria’ inicia el rodaje de su segunda temporada

2 Respuestas

  1. Pingback : Las críticas de La Script. La esclavitud según Spielberg y Tarantino - Cadena Ser - Google Noticias

  2. Pingback : Spielberg lleva su fascinación por Lincoln al cine - Publico.es - Google Noticias

Deja un comentario