Home > Estrenos > Críticas > ‘Iron Man 3’: huele a despedida por todo lo alto

‘Iron Man 3’: huele a despedida por todo lo alto

Iron Man 3 Carrusel

Iron Man 3 Interior

El descarado y brillante empresario Tony Stark/Iron Man se enfrentará a un enemigo cuyo poder no conoce límites. Cuando Stark comprende que su enemigo ha destruido su universo personal, se embarca en una angustiosa búsqueda para encontrar a los responsables. Este viaje pondrá a prueba su entereza una y otra vez. Acorralado, Stark tendrá que sobrevivir por sus propios medios, confiando en su ingenio y su instinto para proteger a las personas que quiere.

Tras tres películas (más la aparición en ‘Los Vengadores’) se hace difícil contar algo nuevo sobre cualquier tipo de personaje. ¿Que más nos puede ofrecer un personaje como Tony Stark? Pues Shane Black parece tener la respuesta. El aire general que toma la película parece anhelar una despedida pero ojo, si se hace una despedida, los productores entienden que el resultado debe ser por todo lo alto. Y cumple todas y cada una de nuestras expectativas.

Jugando en una liga inferior a la de Batman, como saga, ‘Iron Man’ ha funcionado muy bien con los tres directores (Jon Favreau, Joss Whedon, Shane Black) pero quizás es Shane Black el que mejor ha entendido el espíritu «Stark» y la dualidad Tony/Downey Jr., pues el actor se siente más que cómodo encarnando por cuarta vez el personaje y parece mucho más conectado que en versiones anteriores (daba la sensación en fases de la segunda entrega que ponía un poquito de piloto automático/me-molo-demasiado). Esta es la película en la que más tiempo Robert Downey Jr. aparece sin la máscara de Iron Man y no lo echas para nada en falta.

Además, las cotas de espectacularidad son enormes en muchos puntos. Black entiende lo que está sucediendo, con un guión muy mundano, pero cogiendo fuerza visual. Hay presupuesto y luce por todos los lados. El nivel épico que alcanza la cinta cuando el Mandarín ataca la casa de Stark o cuando tiene que salvar a las personas del avión no lo alcanza ni por asomo Whedon con sus vengadores. Es un pequeño palito que no viene a cuento, pero la revisé el otro día antes de ver ésta y no me entusiasmó tanto como la primera vez.

Y detrás de todo hay un gran villano escondido al que su actor principal le da mucha vida, crecido por su aparición en muchas películas en los últimos años. No me tiréis de la lengua, pero en cuanto la veáis lo entenderéis.

No faltan los puntos graciosos, el cameo de Stan Lee, Gwyneth Paltrow gana protagonismo y todo parece quedar muy cerrado. Huele a despedida. Si es así, ha sido un gustazo disfrutar de Tony Stark en sus tres películas. Si vuelve, será bien recibido. Es como ese colega con el que sueles irte de copas, tarde o temprano se echará novia y desaparecerá, pero si vuelve le recibirás con los brazos abiertos.

Lo Mejor: los niveles épicos que alcanza la cinta.

Lo Peor: ¿Un Mandarín desdibujado?

Comentarios

Te puede interesar
Lo nuevo de Juan Cavestany es ‘Un efecto óptico’
El 9 de octubre llega ¡’El rey del barrio’!
‘Valeria’ inicia el rodaje de su segunda temporada
La segunda temporada de ‘The Twilight Zone’ ¡en octubre en SyFy!

Deja un comentario