Home > Estrenos > Críticas > ‘Cruce de caminos’: buena novela, larga y densa

‘Cruce de caminos’: buena novela, larga y densa

Cruce de caminos

Luke (Ryan Gosling), piloto de motos, se entera de que una antigua amante, Romina (Eva Mendes), acaba de tener un hijo suyo. En un intento de mantener a su nueva familia, Luke abandona su vida anterior y comete una serie de atracos de banco aprovechando su habilidad con la moto. Todo se complica cuando en su camino se cruza un ambicioso oficial de policía, Avery Cross (Bradley Cooper), que busca ascender rápidamente en un ambiente policial lleno de corrupción. La historia se extiende a lo largo de quince años más: los pecados del pasado acaban acechando las vidas de dos adolescentes que se enfrentan al legado que han heredado.

Derek Cianfrance es un nuevo director norteamericano al que seguir la pista. Su segunda película, Blue Valentine (2010), fue un film sorprendente y arriesgado. En ‘Cruce de caminos’ vuelve a desafiarnos con una triple historia entrelazada.

El inicio de la película es original, describiendo al personaje mediante un plano secuencia con pinceladas de cómo es su trabajo, lo que nos va a ayudar a conocerle. Su intento de ser aceptado por su familia, una familia que realmente nunca ha existido (la fotografía de la pareja con el niño es como un pobre intento de demostrarse a sí mismo su existencia) le lleva por un camino delictivo. A partir de aquí, la película gira hacia el thriller dramático, con pinceladas de drama afectivo. Se vuelve más oscura, con el protagonismo de Bradley Cooper y Ray Liotta. El primero dibuja un personaje con remordimientos, miedo, dudas…Una lucha constante consigo mismo a lo largo del metraje, y la sensación de adaptarse a la vida real o morir. Ray Liotta compone un personaje turbio y misterioso, aunque desaprovechado en el Libreto.

En el último acto la acción se centra en dos adolescentes, en la parte quizá más impostada de toda la trama.

El por qué la película no acaba de ser redonda quizá estriba en que quiere abarcar demasiados géneros: película policíaca, intriga política, film de acción, cine negro, la ausencia de la paternidad, la búsqueda de las raíces personales, la corrupción…El guion se vuelve inabarcable para los 140 minutos que dura la película.

Aun así, Cianfrance consigue plasmar en la pantalla una muy buena gran historia, aunque de desarrollo un tanto irregular. La fotografía es extraordinaria, la música de Mike Patton (vocalista del grupo Faith No More) da un impulso tremendo a cada escena, utilizando muy bien los silencios en combinación con las imágenes. Hay partes de la película que son verdaderos cuadros en movimiento, con unos actores cuya interpretación es soberbia, y por momentos exudan realidad. Ryan Gosling despliega una interpretación memorable. Ben Mendelsohn cumple a la perfección como compañero de aventuras de Luke, incluyendo una frase que no estaba en el guion y es de cosecha propia del actor: “Si corres como un rayo, te estrellarás como un trueno”.

Los personajes nos hacen meditar sobre la fragilidad del ser humano y lo importante que es tomar decisiones acertadas. Cómo un suceso puede cambiar varias vidas para siempre, hacen que estemos pendientes de cada giro del relato…personajes perdidos, sin rumbo, incluso aquellos que aparentan seguridad en sí mismos y parecen seguir el sendero del éxito.

‘Cruce de caminos’, una novela, larga y densa. Pero no pesada.

Lo mejor: el conjunto interpretaciones-banda sonora-fotografía.

Lo peor: el guion es demasiado ambicioso.

Comentarios

Te puede interesar
Dungeons & Dragons: honor entre ladrones, ¡una aventura de proporciones épicas!
Cartel teaser de la nueva película de John Wick, la cuarta entrega de la saga
Avatar: el sentido del agua, ¡Entradas ya a la venta!
Primer tráiler de Indiana Jones y el dial del destino

Deja un comentario