Home > Actualidad > Reportajes > El camino de la animación

El camino de la animación

Pixar

El cine de animación tiene como misión el “animar”  la imagen, es decir aportar movimiento.  Históricamente la primera vez que se intentó dar movimiento a la proyección de imágenes, es con la invención de la linterna mágica. Se consiguió producir diferentes fases del movimiento, a partir de un mecanismo de cristales con grabados, los cuales se iban cambiando de forma mecánica. Este paso inicial, se concreta posteriormente con el descubrimiento del principio de persistencia de la visión por Peter Mark Roget en el año 1824. Este descubrimiento, lo materializa en el taumatropo, mecanismo por el cual, cuando se consigue la ilusión de dos imágenes juntas, cuando un disco gira rápidamente.

Todas estas investigaciones previas, culminan en los dibujos animados, a partir de la representación dibujada de cada fotograma.

La primera animación, tal y como las entendemos hoy, se fecha en 1906. Es realizada por el ilustrador James Stuart Blackton y titulada  ‘Humorous phases of funny faces’.  Poco después, Emile Cohl realizará ‘Fantasmagorie’, la cual se disputa con la obra de James Stuart Blackton, el ser la primera animación de la historia, pero realmente sí atendemos a un orden lógico ‘Fantasagorie’ es posterior en el tiempo.

Estados Unidos toma la delantera, sobre todo a partir de las películas de Disney y Warner Bross. En especial hay que hacer referencia a ‘Alicia en el País de las Maravillas’ donde se mezclan personajes reales y personajes animados. A partir de estos inicios de la animación, su camino fue vertiginoso, y se ha seguido desarrollando.  Después del movimiento, vendría la inclusión del sonido, algo conseguido por Walt Disney con la película ‘Mickey Mouse’ (1928).

El paso siguiente, el cual nos lleva directamente,  a las conocidas cómo películas de animación, es el stop motion Se trata de animar objetos inmóviles delante de la cámara y así simular el movimiento de éstos, a partir de la captura de distintos fotogramas, en cuales tan sólo hay ligeros cambios. La simulación del movimiento real, se produce cuando los fotogramas, se reproducen, uno después del otro. Directores como Tim Burton utilizan en sus películas esta técnica, aunque evidentemente en la actualidad, se ha mejorado con el uso de ordenadores. El resultado del stop motionlo podéis comprobar en  ‘Pesadilla antes de Navidad’, pero también en otros títulos más actuales como Frankenweenie’ (2012).

Tim Burton.

Sin duda, esta técnica es el inicio, pero todo cambia con la llegada de los ordenadores al cine, haciendo que las grandes compañías, dejen a un lado la animación tradicional. Los ordenadores ya formaban parte importante en Disney pero la considerada como la última película, con animación tradicional, es ‘Zafarrancho en el rancho’ (2004), creando a partir de aquí toda una serie de títulos, donde animación y 3D, forman un equipo inseparable.

Se puede decir que el paso de la animación 2D a la 3D, es una evolución lógica, ya que se habían conseguido el movimiento real, el sonido y otros tantos logros desde principios de siglo, pero aun quedaba una asignatura pendiente, la PROFUNDIDAD. Es decir, la asignatura pendiente del cine de animación era conseguir el mismo efecto que produce el ojo humano.

La 3D es algo que en cierto modo entra en relación con el funcionamiento del ojo en el ser humano.  Ya desde la Antigüedad Clásica se ha jugado con los efectos visuales,  teniendo en cuenta el funcionamiento fisiológico del ojo . El propio Partenón a nuestros ojos es perfecto, pero sus columnas han sido curvadas para parecer rectas al ojo humano. Esto no es tan diferente, a conseguir llevar al cine la tercera dimensión o 3D. A grandes rasgos, se busca conseguir una imagen «real», simulando la profundidad y basándose en el funcionamiento del ojo humano en relación a cómo procesamos dichas imágenes en nuestro cerebro. Nuestro ojo recoge fotogramas pero cuando vemos cualquier objeto realmente sólo estamos percibiendo el alto y el ancho, pero a la vez cada ojo, percibe la imagen desde un ángulo diferente, información que nuestro cerebro traduce en la profundidad de una imagen. El ojo humano consigue la tridimensionalidad y el cine buscará conseguir el mismo efecto, dejando de captar la imagen con una sola cámara, tal y como hace el ojo.

Históricamente es el 10 de junio de 1915 en el Teatro Aster de Nueva York, tiene lugar el primer visionado 3D, con tres cortos con escenas rurales de Estados Unidos, escenas de El Rey de la estafa y un documental sobre las cataratas del Niágara

Pero la pregunta es ¿Cuál es la primera película de animación por ordenador? Por supuesto hablamos de ‘Toy Story’ (1995) dirigida por John Lasseter de Pixar Animation Studios, la compañía de animación por ordenador comprada por Disney. La película ganó un Óscar y años después, en el 2009, fue reeditada en 3D, trabajando con la cámara desde distintos ángulos.

Pixar

Desde este momento Pixar, no ha parado de sorprendernos con: ‘Bichos, una aventura en miniatura’ (1998), ‘Toy Story 2’ (1999), ‘Monsters, Inc.’ (2001), ‘Buscando a Nemo’ (2003), ‘Los Increíbles’ (2004), ‘Cars’ (2006), ‘Ratatouille’ (2007), ‘WALL-E’ (2008), ‘Up’ (2009), ‘Toy Story 3’ (2010), ‘Cars 2’ (2011), ‘Brave’ (2012) y ‘Monsters University’ (2013).

Aunque todavía nos quedan muchas sorpresas con los próximos estrenos de Pixar: ‘Inside ‘Dinosapiens’, ‘Buscando a Dory’ etc. En paralelo a Pixar, tampoco podemos dejar de mencionar a la otra parte de Disney, Disney Animation, responsable de otros títulos: ‘Rompe Ralph’ ‘Aviones’ ‘Frozen. El Reino de Hielo’ etc.

La animación 3D empezó a recorrer su camino en el cine hace algunos años, pero todo parece indicar que  todavía no ha terminado y con el paso de los años, aparecerán nuevos avances técnicos, para una animación cada vez más real.

Comentarios

Te puede interesar
‘Zombieland: Mata y remata’, disparatadas reglas de tiro
‘Maléfica: Maestra del mal’, la leyenda continúa
‘Estafadoras de Wall Street’, estrena nuevo póster
El escándalo (Bombshell) ya tiene tráiler y cartel con su trío protagonista: Charlize Theron, Nicole Kidman y Margot Robbie

Deja un comentario