Home > Estrenos > Críticas > ‘The Amazing ‘Spider-Man 2: El poder de electro’: todo superhéroe necesita un buen villano

‘The Amazing ‘Spider-Man 2: El poder de electro’: todo superhéroe necesita un buen villano

The Amazing

The Amazing

Peter Parker compagina con dificultades su vida de estudiante en el instituto y la de superhéroe en las calles de Nueva York, combatiendo el crimen. Los problemas con su novia Gwen Stacy parecen ya superados pero la aparición en escena de un villano, Electro, capaz de generar, almacenar y manipular a su antojo la electricidad, va a suponer uno de los mayores retos a los que se haya enfrentado jamás el hombre araña. Además, otros malvados como Rhino y el Duende Verde se cruzarán en su camino

Cuando vi la primera parte de ‘The  Amazing Spider-Man’ no puede dejar de recordar al Peter Parker de los dibujos emitidos en Antena 3 durante los años 90 en España, originalmente parte de la programación de la FOX. Aunque en esta ocasión, estaba basado en una serie de cómic en particular que dan nombre a la película, me recordó a ese protagonista  tan gracioso  como arrogante y no a un superhéroe con tan poca sangre como el de saga precedente.  Me refiero a las películas dirigidas por Sam Raimi. Además de la “gracia” de nuestro héroe, por otro lado se tuvieron en cuenta otros personajes, como Gwen en lugar de Mary Jane y el doctor Connors.

En pocas palabras, esperaba más de la secuela. Casi desde el primer minuto con la muerte de los padres de Peter, toda la historia toma un énfasis demasiado dramático con personajes muy atormentados. Harry Osborn se está muriendo, nuestro héroe sufre por el amor de una mujer etc. Aproximadamente 140 minutos con escasa acción excepto en tres ocasiones contadas, las cuales se resuelven demasiado rápido. Incluso la muerte del propio Electro se cierra en muy pocos minutos. Teniendo en cuenta que es una película de superhéroes, es lenta y demasiado densa. El final no es lo que esperábamos, lo que por un lado es un acierto, ya que sigue al cómic original del que toma base, pero ese final ya «anunciado» por el padre de la joven en la primera parte, es aportar demasiado dramatismo. En ese momento del metraje sobraba y era innecesario alargarlo más.

¿Qué decir del villano de la secuela?  Electro fue creado por Stan Lee y Steve Ditko para el cómic homónimo ‘The Amazing Spider-Man’. En mi humilde opinión, Spidey tiene muchos otros enemigos que merecían el protagonismo. No tiene espíritu de supervillano  a pesar de que sea encarnado por Jamie Foxx, es un malo que no sabe por qué es malo ni por qué tiene que hacer el mal.  Su vida es un despropósito como Max, pero también como Electro. Pasa por delante de nuestros ojos en la pantalla y en ningún momento nos hace pensar que no vaya a acabar muerto.  Muere sin más. Es tan poco importante que el momento clave, en mi opinión la muerte de Gwen, lo termina ocasionando el Duende Verde. ¡Claro! Como no podía ser menos, aparece de nuevo el personaje que tiene siempre cabida, sea quien sea el director.  El mejor amigo de Peter que se ha convertido en su archienemigo.

Para que haya una buena película de superhéroes tiene que haber un buen villano. Por ejemplo, en el caso de The X Men no hablaríamos igual de Xavier si no existiera Magneto y así, muchos otros ejemplos donde el bueno de la película encuentra su némesis.  Villanos y héroes son igual de importantes. Electro es incapaz de inspirar nada de nada. Cosa que según el título de la película parecía que no iba a ser así.

La secuela no ha conseguido ser ni mínimamente entretenida, a diferencia de lo que fue la primera parte.  No aporta nada de lo que buscamos en una buena peli de  superhéroes. El argumento parecía prometer, cuando se dijo que nos trasladaba a la muerte de los padres de Peter Parker. Con esta trama y un hilo lógico como tenía,  pero menos dramatismo teatral, personajes menos apesadumbrados y sobre todo con más energía que generara mas acción y movimiento, quizás hubiera sido otra cosa.

Lo mejor: la muerte de Gwen. Sigue al cómic pero no es algo que te esperas que vaya a ocurrir en la pantalla grande.

Lo peor: el villano no llega a supervillano. Ni siquiera debería formar parte del título de la película. Como secundario hubiera quedado mejor.

Comentarios

Te puede interesar
‘Dime quien soy’ se estrena en Movistar+ en diciembre
¡Primer tráiler en español de ‘Chaos Walking’!
El 13º Festival de cine italiano llega a Madrid del 26/11 al 3/12
‘Anatomía de un Dandy’, narcisismo literario

Deja un comentario